image_pdfimage_print

De la Mano de Bethesda y Tango Gameworks, Sebastián Castellanos regresa a la primera línea con The Evil Whitin 2. El ahora ex detective del departamento de policía de Krimson vuelve para enrolarse en otra misión, esta vez marcada por el sentimentalismo y los recuerdos de su pequeña Lily. Nuestro protagonista retomará la historia de la primera entrega, aunque en una situación completamente opuesta, es decir, ya no hablamos de un Sebastián Castellanos intrépido y honorable, sino que nos encontramos a una persona hundida por los acontecimientos y que se ha refugiado en la bebida y en el pasado para vivir el presente.

El resto a asumir será parecido, aunque centrándose mucho más en una historia que atrapa al jugador desde el primer instante. Es la gran virtud de The Evil Whitin 2, donde el padre de la saga Resident Evil, Shinji Mikami, ha conseguido una vez más conseguir captar la atención del usuario. El objetivo será recuperar a su hija aunque en un escenario que pasa de lo idílico a lo fantasmal. A través de un viaje por su subconsciente, Castellanos deberá enfrentarse a una ciudad tomada por el mal y donde irá encontrando a un equipo de agentes especialistas enviados previamente pero que por circunstancias han quedado atrapados en ella.

Un juego indispensable para dedicarle horas y disfrutar (preferiblemente a la luz del día) de la vuelta del gran Sebastián Castellanos

El protagonista emprenderá entonces una aventura similar a la de la primera parte en el Hospital de Beacon, aunque esta vez mucho más centrada en su persona y convirtiendo el juego en una plataforma perfecta para enfrentarse al miedo, los sustos y las habilidades que Castellanos deberá recuperar tras varios años sumido en la desidia.

Al entrar en el mundo de Union, el usuario tendrá al menos quince horas de entrenamiento para ir cubriendo etapas y logros, que habilitan modos de juego ocultos como el Clásico y el modo New Game Plus que complementan al modo historia. En el primero, el usuario tendrá la posibilidad de emprender toda una aventura sin posibilidad de mejorar armas y recursos y con sólo siete puntos a lo largo del juego para grabar la partida. En el segundo, el New Game Plus las opciones para mejoras están presente en todo momento dando la posibilidad de encontrar nuevas armas y habilidades físicas del protagonista para acabar con el mal.

Como ocurre en este tipo de juegos, la gestión del armamento y los recursos resultará fundamental para llegar a buen puerto, teniendo en cuenta que a lo largo de la historia no encontraremos con momentos en la que ésta se desarrolla de una forma lineal y narrativa con otros en los que existirá una mayor posibilidad de exploración, es decir, un viaje por la supervivencia.

El apartado gráfico está bastante cuidado aunque si tenemos que destacar algo de este The Evil Whitin es la ambientación donde el maestro Mikami ha logrado una vez más, como ya hizo en Resident Evil 7, una auténtica obra de arte. Dentro de esa ambientación encontramos una banda sonora especialmente llamativa y acorde con la temática de intriga y terror que se pretende conseguir. En definitiva, un juego indispensable para dedicarle horas y disfrutar (preferiblemente a la luz del día) de la vuelta del gran Sebastián Castellanos.