image_pdfimage_print

The Frozen Wilds viene a refrendar el buen trabajo del equipo de Horizon Zero Dawn, un proyecto titánico que se corona con esta nueva expansión

Horizon Zero Dawn sigue creciendo. No sólo por la nueva expansión que hoy nos trae aquí, sino por la grandeza de la obra de Guerrilla. El estudio holandés vuelve a dar con la tecla y la esperada expansión de nuestra querida Aloy colma el ansia de los jugadores más fieles a una saga que puede marcar un hito en el catálogo de PlayStation.

Meses han tenido los desarrolladores del afamado estudio para escuchar al millonario público por el que ha pasado el juego. Han recopilado toda esa información y esta expansión de The Frozen Wilds viene a refrendar el buen trabajo del equipo de Horizon Zero Dawn, un proyecto titánico que se corona con esta nueva expansión.

En esencia, Frozen Wilds supone que nuestra protagonista deberá superar las duras condiciones del entorno y ganarse el respeto de los Banuk para conseguir los aliados, las habilidades y los conocimientos necesarios para desvelar un secreto del pasado y neutralizar una amenaza para el futuro. En este sentido, Horizon Zero Dawn: The Frozen Wilds incluye nuevas y temibles máquinas contra las que combatir, nuevas armas, habilidades y armaduras para hacerles frente y nuevos personajes que descubrir y con los que interactuar para descubrir todos los secretos que escoden estos gélidos parajes.

Esta expansión no es un simple añadido a la historia. Por tamaño y extensión suponen una historia paralela, como en muchos otros títulos, pero presentando multitud de elementos nuevos. Nuevas misiones, zonas, habilidades y armas, vamos todo un conjunto nuevo que hacen sentir el juego en su estado original pero que te empuja a querer conocer más con sus nuevos elementos. Todo ello es algo muy de agradecer a Guerrilla Games y PlayStation, ya que hay cientos de títulos cuyas expansiones apenas se limitan a algunas misiones más en el árbol sin dar algo nuevo. No te pasará con Frozen Wilds, que necesitarás alrededor de 20 horas para completar todo lo que te ofrece su nuevo entorno y ‘amigos’. Con nuevas tramas y problemas del día a día en la lucha con las máquinas, además de los problemas místicos y morales que van floreciendo a lo largo que pasan las horas.

Sin duda, hay un trasfondo algo más moral en la lucha con un pueblo muy arraigado en la lucha entre el bien y el mal, algo que tampoco es nuevo una vez jugado la base original del juego.

The Frozen Wilds cumple a la perfección en lo narrativo y su historia es muy interesante para los amantes de una IP que puede marcar un camino en años venideros. Guerrilla Games pasó con nota el duro test de un juego de mundo abierto y pulida narrativa, con lo que parece que no han perdido la esencia con este descargable tan recomendaba para cualquier fan de Aloy, que sigue teniendo una personalidad magnífica y la inestimable ayuda de una localización notable gracias a Michelle Jenner.

Misma dinámica, resultado impecable

Si esta expansión de Horizon Zero Dawn se siente como algo grande y nuevo, lo cierto es que el juego de Guerrilla Games ha seguido la máxima de ‘no tocar lo que funciona’. Y hacen bien, ya que Aloy descubrirá numerosas situaciones nuevas en su aventura pero con la misma jugabilidad tan fresca de su juego base. No cabe duda que ha sido uno de los acierto de Guerrilla el sentir el juego como algo libre y no se ha querido tocar demasiadas mecánicas de juego ya conocidas por el jugador. Sigilo, frenéticos combates con las máquinas y escaladas bien medidas están a la orden del día, pero además con un refinamiento de la lucha para las máquinas ya conocidas, que suben algo de nivel con un nuevo color y unos ‘adorables’ amigos que sanarán a las máquinas. Así que a la destreza habitual, hay que sumarle una pizca de velocidad y estrategia cuando te encuentres en franca inferioridad numérica.

Ojo, para acceder a esta nueva aventura, si empiezas de cero, tendrás que ‘currártelo’ un poco, ya que Horizon Zero Dawn es un juego exigente en algunos tramos de la historia y sus zonas. El componente rol está muy bien cuidado y hay que pensar mucho si iniciar una aventura antes de llegar al nivel recomendado. Pasa también con Frozen Wilds, donde el nivel 30 marcará el inicio de tu aventura.

Un nivel que también te ayudará a expandir el nuevo árbol de habilidades de Aloy, con la trama Viajera, que ayuda muchísimo en la relación de Aloy con las máquinas y su uso a lo largo de toda la aventura. Detalles que parecen menores pero que dan dinamismo a una historia que puedes repetir también con el nuevo modo de dificultad, que es un reto para los jugadores.

Ambientazo

Es algo que quizá no llegue a sorprender a los que conozcan bien el juego, pero qué duda cabe que The Frozen Wilds también cumple con su ambientación. La producción original era sublime y lo que hace esta expansión es mimar con detalles un entorno totalmente hostil en el plano meteorológico. Y así se siente. Intensas nevadas, fuertes vientos y un terreno abrupto nos acompañarán, además de una flora y fauna cuidada para el momento.

En fin, que no hay pegas posibles a un trabajo tan extraordinario por parte de Guerrilla Games. The Frozen Wilds vale cada céntimo de euro por extensión, historia y recreación. Suma horas de diversión a una historia fantástica en su origen y que nos hace deleitarnos una vez más con unas de las producciones de la generación. Ahora, valiente, salta y agarra tu lanza, el mundo de Horizon Zero Dawn te espera.