image_pdfimage_print

El porcentaje de viviendas andaluzas que dispone de acceso a Internet ha experimentado un crecimiento de 1,1 puntos respecto a 2016

El móvil nos recomienda modificar la tarifa del recibo del gas, revisar los niveles de glucosa o cambiar el aceite del coche. Son escenas cada vez más habituales en España y que conforman la llamada Cuarta Revolución Industrial, una nueva fase en la que la tecnología pasa de ser una herramienta de acceso a información para convertirse en un medio que ofrece soluciones personalizadas en función de las necesidades del usuario.

Esta es una de las conclusiones del informe de la Sociedad Digital en España 2017 –sdiE]17–, que ha sido presentado hoy en la sede del Instituto Internacional San Telmo de Sevilla.

Este estudio apunta, además, a la tecnología como el medio que abre las puertas a la ‘sociedad cognitiva’, una sociedad en la que la experiencia y evaluación del usuario genera un conocimiento que permite, a su vez, información y servicios a medida. En este proceso, la inteligencia artificial y el Internet de las Cosas (IOT) juegan un papel crucial, ya que permiten analizar primero y generar después soluciones personalizadas en todos los ámbitos, desde la formación hasta la salud o el ocio, por ejemplo.

Así, España se prepara ya para dar el salto de la Sociedad Digital a la Sociedad Cognitiva gracias a que cuenta con la tercera red de acceso mediante fibra más extensa entre los países de la OCDE, según sdiE]17, que construye una versión global y original sobre el ecosistema digital en España a través de fuentes externas de reconocido prestigio, datos estadísticos de las unidades de negocio de Telefónica e información territorial proporcionada directamente por las comunidades autónomas.

Por lo tanto, la española ya es una sociedad digitalgracias a los servicios de la banda ancha de acceso móvil, en una transformación imparable que constituye hoy no solo el “reto”, sino también la “solución” a nivel tecnológico: el futuro, en el que convergen robótica e inteligencia artificial, dependerá de la rapidez de adaptación al nuevo paradigma y de la digitalización como herramienta esencial para llegar a todos los ámbitos, incluso para aquellos más vulnerables. Así, las redes y las tecnologías están prácticamente en todos los aspectos de la vida.

En 2017, España siguió siendo un país líder en el despliegue de fibra óptica hasta el hogar, con más clientes que Alemania, Reino Unido, Francia e Italia juntos.España es, a día de hoy, el claro líder europeo en acceso de fibra hasta el domicilio del usuario (FTTH), la única tecnología que puede garantizar una elevada calidad de servicio de forma permanente, con unos costes de mantenimiento muy bajos.

España dispone también de una cobertura de banda ancha de acceso móvil 3,5 G que alcanza prácticamente a la totalidad de los hogares españoles, mientras que la cobertura 4G (LTE) llega al 94%. El informe destaca además la necesidad de ir adecuando progresivamente las infraestructuras hacia el 5G.

La España de la Sociedad Digital se asoma incluso a la Sociedad Cognitiva, en la que el uso de la inteligencia artificial y los sistemas cognitivos de toda la información proporcionada por los dispositivos conectados –Internet de las cosas– solucionarán problemas de salud, educación, energía y transporte, de forma que el país se sitúa ya a las puertas de la llamada Cuarta Revolución Industrial. Aspectos como la actividad digital del ecosistema empresarial y el sector público y, por supuesto, los elementos más vanguardistas de la transformación digital, la economía 2.0 y el blockchain,por mencionar algunos, apuntan a ese cambio de paradigma social que se está viviendo.

Por otro lado, estas transformaciones han supuesto que en 2018 el 50% de los jóvenes españoles sean mobile first:es decir, que consuman entre el 90% y el 100% de su tiempo en red sobre una pantalla móvil. De hecho, el 86% ya posee un smartphoney lo usa como dispositivo de referencia para mensajería instantánea, acceso a redes sociales, consumo de música y vídeos en streaming.

Las TIC en los hogares andaluces

En Andalucía, en 2017, según los datos recopilados por el INE en su encuesta sobre equipamiento y uso de tecnologías de información y comunicación en los hogares, el porcentaje de viviendas que dispone de acceso a Internet ha experimentado un crecimiento de 1,1 puntos porcentuales respecto a 2016, situándose así en el 81,7%. Respecto a tipos de terminal, un 74,3% de las viviendas andaluzas dispone de algún tipo de ordenador, lo que supone un incremento de 1,1 puntos porcentuales respecto al periodo anterior. Además, mientras que el porcentaje de viviendas que dispone de teléfono móvil crece casi dos puntos porcentuales, situándose en el 96,9%, disminuye en 3,7 puntos porcentuales los hogares con teléfono fijo (69,8%).

Respecto al acceso a Internet, el 81% de las viviendas andaluzas accede a la red mediante una conexión de banda ancha, cifra muy similar a la registrada en el periodo anterior (79,8%). En relación con el tipo de conexión de banda ancha, la más extendida es la conexión móvil de banda ancha a través de un dispositivo de mano, con un 79,4% de las viviendas. En cuanto a la banda ancha fija, sigue predominando el acceso por ADSL, con un 45,9% de viviendas con este tipo de conexión, mientras que un 40,5% de los hogares dispone de conexión de banda ancha fija por red de cable o fibra óptica.

Cada vez son más los ciudadanos andaluces usuarios de Internet. En 2017, el 83,9% de los andaluces con edades comprendidas entre los dieciséis y los setenta y cuatro años utilizó Internet en los últimos tres meses, lo que supone un incremento porcentual del 6,5% respecto al pasado año. De estos, el 80% declara utilizar Internet diariamente, al menos cinco días a la semana. Entre los principales usos de la conexión a Internet, destaca la lectura de noticias, periódicos o revistas de actualidad online, con un 76,8% de los que acceden a Internet.

En 2017, el porcentaje de ciudadanos andaluces que han comprado por Internet en los últimos tres meses aumenta en un 25% y se sitúa en el 36%. La actividad en las redes sociales es también elevada, un 73,1% participa de este tipo de servicios, cifra 5,5 puntos porcentuales superior a la obtenida a nivel nacional.

El sector empresarial avanza de la mano de la tecnología 

Según los datos recopilados por el INE en su encuesta sobre el uso de TIC y comercio electrónico en las empresas para el periodo 2016-2017, durante el primer trimestre de 2017 el 69,7% de las empresas andaluzas de menos de 10 empleados disponía de acceso a Internet. Entre estas, continúa predominando el acceso mediante banda ancha fija frente al móvil. Así, el 89,6% de las empresas andaluzas de menos de 10 empleados accede a Internet a través de redes de banda ancha fija frente al 73% que se conecta a través de conexiones de banda ancha móvil.

La presencia de las mismas en la red supera las cifras obtenidas a nivel nacional (29,8%) y, de este modo, el 30,5% de las microempresas andaluzas que dispone de conexión a Internet tienen su propia web corporativa. Superior al porcentaje obtenido a nivel nacional es también el número de empresas que participa de los medios sociales. Así, el 37,6% de ellas posee un perfil o cuenta de usuario en estos medios frente al 31,2% obtenido a nivel nacional.

Respecto a las empresas de 10 o más trabajadores, el 99,7% de las mismas utiliza equipamiento TIC básico, cifra muy similar a la obtenida a nivel nacional (99,6%). Más de nueve de cada diez pymes y grandes empresas andaluzas utilizan alguna tipología de software de código abierto (91,2%), superior al obtenido a nivel nacional (87,4%). De entre estas, los navegadores de Internet son los más extendidos (88,3%), seguidos de las aplicaciones ofimáticas, utilizadas por el 67,8% de las empresas.

Un 99,7% de las empresas andaluzas que cuenta con plantillas de 10 o más empleados dispone de conexión a Internet, lo que supone un incremento de 0,6 puntos porcentuales respecto al periodo 2015-2016. De estas, el 99,1% accede mediante banda ancha (fija o móvil). El porcentaje de empresas que accede a la red a través de conexiones de banda ancha fija (95,8%) es superior a las que lo hacen uso de conexión móvil (83,3%). Además, en lo que a la banda ancha fija respecta, sigue dominando la familia de tecnologías DSL. Un 69,8% de estas empresas utiliza este tipo de conexión, siendo ligeramente superior a la cifra obtenida en el ámbito nacional, un 69,1%.

La Administración, cada vez más cerca de los ciudadanos y las empresas gracias a las redes

En 2017, se ha incrementado en un 2,1% el número de ciudadanos andaluces que ha contactado o interactuado, por motivos particulares, con las Administraciones o los servicios públicos por Internet y se sitúa en el 59,6%. Un 52,2% lo hizo para obtener información de páginas web o aplicaciones móviles de la Administración, un 41,8% para descargar o imprimir formularios oficiales y el 38,8% para enviar formularios cumplimentados.

En cuanto al sector empresarial, durante 2017 el 77,1% de las microempresas andaluzas declaró haber usado Internet para interactuar con las Administraciones públicas, lo que supone un incremento de 1,5 puntos porcentuales respecto al periodo anterior y 5,3 puntos respecto a la cifra alcanzada en el territorio nacional. En lo que respecta a las empresas de 10 o más trabajadores, el 92% de ellas interactuó con la Administración pública a través de Internet. Según el tipo de interacción, el motivo más frecuente ha sido la obtención de impresos o formularios de páginas web de las Administraciones públicas, con un 85,9% de empresas, seguido de un 84,9% que obtuvo información. El 79,8% realizó la declaración de impuestos de forma electrónica sin necesidad de ningún trámite adicional en papel. Por último, el 77% devolvió impresos cumplimentados y el 70,8% realizó la declaración de contribuciones a la Seguridad Social sin necesidad de ningún trámite adicional en papel.