Estudian cómo mejorar el acceso a videojuegos de los daltónicos

Un equipo de investigadores de la Universidad de Granada trabaja para mejorar la accesibilidad de los viodeojuegos para jugadores con daltonismo, un colectivo de unos dos millones de personas en España que podrían interactuar con una guía de recomendaciones para los diseñadores.

Investigadores de los departamentos de Lenguajes y Sistemas Informáticos y de Óptica de la Universidad de Granada buscan daltónicos aficionados a diferentes tipos de videojuegos para conocer su experiencia en estos entornos visuales y diseñar así una guía de accesibilidad que les permita disfrutar del juego.

La responsable de la iniciativa, Josefa Molina López, ha explicado a Efe que la iniciativa busca adaptar el software y el diseño de este sector a las necesidades del daltonismo, la especial percepción del color que afecta aproximadamente a uno de cada doce hombres (8 %) y a una de cada 200 mujeres en el mundo.

Solo en España, cerca de dos millones de personas perciben los colores de manera diferente a la mayoría, lo que a su vez puede suponer un obstáculo a la hora de disfrutar de un videojuego.

«Se trata de conocer cómo afecta el software o el diseño del entorno de juego a los daltónicos porque, en muchas ocasiones, pequeñas modificaciones les permitirían jugar como al resto de usuarios», ha añadido la investigadora.

Para avanzar en este campo, buscan aficionados a videojuegos con daltonismo para estudiar la aplicación de ciertos patrones de accesibilidad en el diseño y desarrollar así alternativas adaptadas a sus necesidades.

Como ejemplo, Molina López pone un afamado juego de bolas que reta a unir las de un mismo color.

«Un daltónico no puede utilizar este juego que, con un cambio de texturas o de formas, permitiría hacerlo», ha aclarado la investigadora, que explica que pasa lo mismo con los juegos de fútbol que usan colores en las equipaciones con complejidad para los daltónicos.

Entre las soluciones aparecen las texturas o, para los deportes, colocar rayas o dibujos y no solo diferenciar por colores.

Para evitar estos problemas, muchos videojuegos están incluyendo opciones de configuración especiales para personas con anomalías en la visión del color, algo más complejo en casos de aventuras gráficas diseñadas para una inmersión en el juego que refleja con colores un entorno real.

El equipo ha destacado que la solución también depende del tipo de daltonismo y de la severidad del mismo, pero la investigación aspira a diseñar una guía para diseñadores que facilite a este colectivo disfrutar del juego.