image_pdfimage_print

Las cuentas verificadas de la red social Twitter de personalidades reconocidas como Bill Gates, Barack Obama, Kanye West, Joe Biden o Elon Musk, entre otros, han sido hackeadas este miércoles para llevar a cabo estafas con criptomonedas.

Las cuentas hackeadas, entre las que también están la de Kim Kardashian, Warren Buffet, Jeff Bezos o Mike Bloomberg, han publicado ‘tuits’ similares solicitando donaciones vía bitcoin. «Todos me están pidiendo que devuelva y ahora es el momento», indicaba el mensaje de Gates, recogido por la cadena de televisión CNN. El ‘tuit’ prometía doblar pagos en una dirección de bitcoin. «Me envías 1.000 dólares, te devuelvo 2.000», rezaba el mensaje.

Por su parte, la cuenta de soporte técnico de Twitter ha trasladado en un mensaje en la red social que la compañía es «consciente» de «un incidente de seguridad que afecta a las cuentas de Twitter». «Estamos investigando y tomando medidas para solucionarlo. Actualizaremos dentro de poco», ha agregado.

Así, algo después de que el ataque comenzara, la compañía ha restringido la capacidad de compartir mensajes en Twitter de las cuentas verificadas. «Es posible que no pueda tuitear o restablecer su contraseña mientras revisamos y abordamos este incidente», ha informado Twitter en otro mensaje.

No obstante, la mayoría de las cuentas verificadas que han visto su actividad congelada ya están operativas de nuevo. «La mayoría de las cuentas deberían ser capaces de tuitear de nuevo», ha señalado Twitter en un mensaje.

«Mientras continuamos trabajando en una solución, esta funcionalidad puede ir y venir», ha avisado, al tiempo que ha asegurado que la compañía trabaja «para que las cosas vuelvan a la normalidad lo más rápido posible».

La gran cantidad de cuentas importantes que han sido hackeadas convierte a este episodio en el mayor incidente de seguridad de la historia de Twitter, una red social ampliamente extendida entre la población, los medios de comunicación e, incluso, líderes mundiales, como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. El año pasado, la cuenta del director ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, también fue hackeada.

El incidente ha llamado la atención del FBI y su oficina de campo de San Francisco ha especificado que es «consciente» de lo ocurrido. En un comunicado recogido por el citado medio, ha agregado que «las cuentas parecen haber sido comprometidas para perpetuar el fraude en criptomonedas». Así, han aconsejado al público que no se exponga a ser «víctima de esta estafa» enviando ninguna cantidad de dinero.