image_pdfimage_print

Ahora que permanecemos un mayor tiempo en nuestras casas, tenemos que buscar alternativas de ocio que cubran nuestro tiempo en ella y no nos aburramos. Leer, pintar, escribir, navegar por Internet o jugar online , son algunas de las mejores alternativas. En este último aspecto, encontramos cómo el mercado de los videojuegos se ha reintentado y cada vez títulos como Fortnite o Rocket League forman parte de nuestros hobbies. La velocidad de nuestra conexión a Internet marcará una diferencia destacable en nuestra experiencia de juego en línea. Por ello, es importante que contemos con servicio fibra + móvil como el que ofrece Pepephone, puesto que de esta manera, podremos disfrutar más y mejor de los juegos online. En este artículo explicamos cuál es la relevancia que tiene la velocidad de Internet en los videojuegos en línea.

¿Qué velocidad es recomendable para jugar en Internet?

Internet se ha convertido en los últimos años en todo un universo en el que los usuarios pueden buscar información, relacionarse o bien, jugar online con miembros de su comunidad a distintos juegos. En este sentido, tal y como indicamos anteriormente, es esencial que tengamos una buena conexión y una velocidad mínima recomendable para que la experiencia de juego sea única gracias a la contratación de una fibra óptica. Esta tecnología nos ofrece velocidad, seguridad y ausencia de interferencias.

Cuando hablamos de una buena conexión no se mide exclusivamente por la velocidad de bajada, puesto que la de subida también se tiene que tener en cuenta. Debido al incremento de las conexiones simétricas y la latencia o ping, se ha mejorado en este sentido. Este concepto resulta crucial en el juego online, puesto que si la latencia es muy elevada, existe la posibilidad de que tengamos problemas a la hora de jugar por Internet.

El ping es el tiempo medido en milisegundos que tarda en comunicarse una conexión local con otra remota. En este sentido, muchos juegos solicitan tener entre 100-150 ms. A pesar de ello, esta cifra resulta bastante elevada, por lo que no pasaría nada por contar con menos ping, con un máximo de 50-60 ms. Hay que destacar que la latencia tiene una mayor relevancia que la velocidad de descarga sobre el desempeño del juego y el tiempo de respuesta.

En cuanto a la velocidad recomendable de Internet para jugar dependerá del tipo de juego. Generalmente, como tener entre 1 y 3 Mbps de subida y de bajada puede ser suficiente, siempre que no empleemos Internet para otra función en el momento en que juguemos. Otros títulos sí que recomiendan 10-15 Mbps o más. Por ejemplo, la plataforma de juegos de Google, Stadia, recomienda que sea de 25 Mbps con una resolución de 1920×1080. En cambio, si queremos jugar en 4K, requeriremos de conexiones de mayor rapidez.

En definitiva, la velocidad de Internet, la latencia y la tasa de ping pueden afectar al desempeño del juego y son vitales para que podamos llevar a cabo nuestra actividad de juego en línea a un nivel aceptable en cuanto a experiencia. Ahora que conocemos qué tener en cuenta, es el momento de ponerlo en práctica para que el hecho de estar en casa no sea sinónimo de aburrimiento.