image_pdfimage_print

«Crash Team Racing Nitro-Fueled», uno de los videojuegos de carreras más emblemáticos de principios de siglo, vuelve 20 años después de su estreno en una nueva adaptación que se lanzará mañana para que los más nostálgicos del marsupial Crash Bandicoot intenten alcanzar la línea de meta.

El juego, que llega de la mano de Activision para PS4, Xbox y Switch, es uno de los títulos más esperados por los usuarios que se volverán a poner al mando de los karts, que en esta nueva versión son totalmente personalizables, desde las ruedas a la carrocería, pasando por el color y las pegatinas.

El objetivo, como en el original de 1999 que se lanzó para la primera generación de PlayStation, es ponerse en la piel de uno de los personajes de la saga de Crash Bandicoot y competir, contra el ególatra alienígena Nitros Oxide para evitar que destruya el planeta.

Para ello, los jugadores vuelven a contar con la posibilidad de atacar al resto de corredores, pisar el acelerador con saltos y derrapes en los karts conducidos por los personajes del Crash Team Racing original, pero también por los de su secuela de 2003, «Crash Nitro Kart».

Como novedad llegan también una serie de contenidos gratuitos que se irán presentando de manera periódica a partir del 3 de julio que, bajo el nombre de Grand Prix, ofrecerá nuevas pistas, karts, elementos de personalización y personajes descargables como Spyro, el dinosaurio protagonista de la saga «Spyro el dragón», también desarrollada por Activision.

Para alcanzar la línea de meta el jugador elegirá a aquel personaje que mejor se adapte a su estilo, ya que cada uno posee diferentes estadísticas de velocidad, aceleración y giro.

Los que quieran pisar el acelerador a fondo lo podrán hacer con la «Nitros Oxide Edition», en la que desde el primer momento, y en todos los modos, podrán ser el malvado Nitros Oxide, que se ha autoproclamado como el corredor más rápido de la galaxia.