image_pdfimage_print

Tal y como recogen las cuentas trimestrales de la multinacional Alphabet, hechas públicas este lunes, el 86% de sus ingresos entre mayo y junio de este año procedían de la publicidad de su empresa subsidiaria Google. De este modo, de los alrededor de 32.700 millones de dólares estadounidenses facturados en este periodo, algo más de 28.000 eran fruto de anuncios online en alguna de sus plataformas, como en el buscador Google o el navegador Google Chrome. Así, se mantiene el peso mayoritario de la publicidad en las cuentas de la compañía, ya presente en los pasados ejercicios. Por ejemplo, esta proporción fue de 85% tanto en el trimestre anterior como a lo largo de 2017.