image_pdfimage_print

Apple ingresó en el año fiscal de 2018 un total de 265.600 millones de dólares estadounidenses, un 16% más que en 2017, año en el que vendió productos y servicios por un valor de 229.230 millones de dólares.

Como ya ocurre prácticamente desde el lanzamiento del iPhone, este es el artículo que reportó más ingresos a los de Cupertino, con 166,700 millones de dólares en ese ejercicio, esto es, el 62,3% de las ventas totales. Además, destaca cómo el sector de los servicios se consolida como el segundo más rentable para Apple, después de sus smartphones, con 17.400 millones de dólares frente a los 12.900 millones del año fiscal de 2017.