image_pdfimage_print

EFE | Microsoft lanza el simulador de vuelo «Microsoft Flight Simulator», una nueva versión que muestra detalles como el tráfico en vivo o el clima el tiempo real, sobrevolando más de 15.000 millones de edificios, carreteras o ríos y que desde hoy está disponible en Windows 10, Steam y con Xbox Game Pass para PC (Beta).

Han pasado 38 años desde la primera versión de «Microsoft Flight Simulator», en 1982, tiempo en el que los que elementos como el hardware o la tecnología han evolucionado para traer un simulador de vuelo realista con muchas más funciones, como mostrar el tráfico, los animales o el clima en tiempo real, vistos desde aeronaves detalladas que van desde avionetas hasta jets comerciales con distintos tipos de itinerarios.

La nueva versión, de la mano de Xbox Game Studios y Asobo, en la serie de simuladores se sustenta sobre tres áreas clave: mundo, clima y aerodinámica, convertidos en la base de «Microsoft Flight Simulator”, mejorando casi todas sus áreas además de contar con sistema multijugador, más de treinta aviones disponibles en la ‘Premium Deluxe Edition’, y treinta aeropuertos y veinte aviones altamente detallados en la edición estándar.

Factores como la velocidad y la dirección precisas del tiempo, el nivel de humedad o la lluvia pueden activarse con la nueva función motor de clima, así como volar durante cualquier época del año o a diferentes horas del día con el modo nocturno VFR a través del nuevo motor de ciclo de día y noche, informa a Efe Microsoft.

Otra de sus nuevas funciones es el modelado aerodinámico, con más de 1.000 superficies de control por avión, aportando una visión realista. Desde naves de un solo motor a propulsores de turbo de largo alcance, aviones comerciales de pasajeros o jets ejecutivos, el simulador ofrece diferentes posibilidades, todas ellas con la cabina de vuelo específicamente detallada para llevar a cabo las diferentes funciones de vuelo.

La edición ha sido realizada partiendo de la necesidad de “dar un salto fundamental en el género y redefinir lo que significa u simulador de vuelo”, según Microsoft, y se ha llevado a cabo contando con datos de Azur y Bing Maps, dando como resultado un simulador en el que poder volar en VFR (reglas del vuelo visual), que aporta la visión del mundo en 3D.

A través de estos datos meteorológicos y de terreno se ha podido reproducir con precisión el impacto que tendrían las diferentes fuerzas sobre una aeronave en vuelo, rediseñando de esta forma un nuevo modelo aerodinámico a partir de este tipo de datos, que dan como lugar esta última y esperada versión, cuya última antecesora fue lanzada en 2006.

El simulador, ya se ha convertido en el segundo juego mejor valorado del año por el portal Metacritic, y pretende seguir evolucionando y creciendo durante los próximos años a través del lanzamiento posterior de la simulación que llegará a finales de este año, según informa Microsoft.