image_pdfimage_print

El Gobierno turco investiga a 346 cuentas de redes sociales por publicar mensajes que supuestamente provocan una percepción negativa de la economía y la caída de la lira turca, que ha perdido el 25 % de su valor este mes.

“Se ha lanzado una investigación judicial en 346 cuentas de redes sociales que compartieron mensajes para provocar el aumento en el tipo de cambio del dólar”, señaló el ministerio turco de Interior en un comunicado.

La nota precisa que las publicaciones investigadas “causaron el aumentos de los tipos de cambio”.

Las fiscalías de Estambul y Ankara también anunciaron, por su parte, la apertura de investigaciones de “personas involucradas en actos que amenazan la seguridad económica del país”.

“Se ha iniciado una investigación de acuerdo con la Ley Penal Turca, la Ley Bancaria y las regulaciones de la Junta de Mercados de Capital”, dijo la Fiscalía de Estambul en un comunicado publicado en el rotativo Hürriyet.

La investigación abarca a “personas que llevaron a cabo acciones que amenazan la seguridad económica del país a través de medios de comunicación y redes sociales”, añadió.

Por su parte, la Dirección General de Policía (EGM) declaró que el departamento de lucha antiterrorista también investiga posibles acciones que puedan crear una “percepción negativa de la economía”.

El ministro de finanzas turco, Berat Albayrak, desmintió presuntos rumores sobre la intención de convertir a liras los depósitos en moneda extranjera, y anunció acciones legales contra “aquellos que difunden rumores”.

En opinión de los analistas, el inaudito y acelerado desplome de la lira, que ha perdido un 25 % solo desde inicios del mes y cerca del 40 % en lo que va del año, se debe en parte a las tensiones diplomáticas con Estados Unidos.

Washington exige a Ankara la liberación del clérigo protestante Andrew Brunson, detenido en Turquía desde hace dos años bajo acusaciones de terrorismo.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, achacó la crisis de la lira a una “guerra económica” desatada por factores externos y advirtió ayer a Washington de que no dudará en responder si Estados Unidos continúa con su actitud hostil.