image_pdfimage_print

Con San Valentín a la vuelta de la esquina y en un momento en el que las restricciones de movilidad y las recomendaciones sanitarias limitan las citas en persona, los smartphones y las redes sociales se han convertido en el aliado perfecto para disfrutar de esta fecha tan especial y conquistar a la persona que nos gusta a través de redes sociales, llamadas o mensajes de WhatsApp. Así se desprende del “I Estudio sobre Tecnología y Emociones” elaborado por un fabricante de smartphones, que indica que el 65% de los jóvenes españoles de 18 a 24 años consideran que un “like” o comentario en una publicación es la nueva forma de transmitir que te gusta alguien cuando estás flirteando al principio de una relación.

Este San Valentín, algunos usuarios van a dejar de lado los bombones, las cenas románticas y las flores para dar paso a un flirteo “online” a través de redes sociales. Según este informe, que tiene como objetivo demostrar cómo los smartphones y las redes sociales se han convertido en las herramientas favoritas para sustituir algunas experiencias físicas, el 38,98% del total de los entrevistados considera que un “like” o comentario en una publicación es la manera de expresar que alguien te gusta.

Una forma de mostrar sentimientos que es claramente más habitual entre los jóvenes y que, en el caso del grupo de edad de 25 a 34 años, al igual que ocurre con los de 18 a 24 años, supera la media, con un 55,14% en esta ocasión. Sin embargo, las percepciones cambian cuanta más edad tienen los entrevistados, ya que, a partir de los 35 años, menos fuerza cobra la teoría de que un “like” signifique que alguien te atraiga, sobre todo entre los de 55 a 65 años, cuyo porcentaje desciende al 25,71%.

Si hacemos diferencias por género, aunque está muy igualado, las mujeres (40,28%) consideran más que los hombres (37,70%) que un “like” puede ser una nueva manera de indicar que te gusta alguien.

 

Las flechas de amor se lanzan ahora a través de la pantalla del smartphone

 El “I Estudio sobre Tecnología y Emociones” también revela que el 64,05% de los españoles utiliza su smartphone para flirtear con la persona que le gusta. En concreto, el 35,85% utiliza este dispositivo, unos, para pedir el número de teléfono y mensajearse por WhatsApp (26,25%), y otros, para hablar más detenidamente en una llamada (9,60%). En cuanto al 28,21% que pide el perfil de redes, un 12,93% lo hace para ver sus contenidos, saber más sobre su personalidad y ver si tienen gustos en común, un 8,52% para chatear por mensaje directo e interactuar con sus publicaciones y un 6,76% para comprobar si tienen contactos en el mismo círculo. El resto del total de encuestados (35,95%) prefiere tener una cita en persona.

Las medias se elevan en el caso de los jóvenes entre 18 a 24 años, donde casi 8 de cada 10 usuarios (79,28%) se decantan por flirtear utilizando su smartphone antes que en una cita presencial. También destaca el caso de los millennials entre 25 y 34 años que eligen el WhatsApp en un 38,38% de los casos (superando con creces la media general) a la hora de conocer a alguien especial e intentar flirtear.

Por géneros, ellas piden más que ellos el perfil en redes sociales (31,83%) y el número de teléfono para enviar whatsApps (28,09%), mientras que los hombres apuestan por una llamada telefónica para romper el hielo (11,52%).

 

Nuevas formas de conquistar o romper con alguien a través del móvil

 Por último, el estudio revela cómo el smartphone y las nuevas tecnologías han propiciado el nacimiento de nuevos términos y sentimientos relacionados con la práctica de conocer, seducir o, incluso, “hacer una cobra” para romper con alguien, hasta el punto de haber adquirido nomenclaturas específicas. En este aspecto, casi 1 de cada 2 españoles (48,58%) reconoce que otra persona le ha stalkeado (fisgoneado) su perfil de redes sociales y el 25,37% indica que ha vivido una situación de birdboxing -la otra persona le veía perfecto y no percibía sus defectos -.

Por su parte, el 25,07% afirma haber experimentado situaciones de orbiting porque otra persona rompió la comunicación con el encuestado, pero continuó

siguiéndolo en redes sociales. El 23,41% confiesa haber sentido curving o rechazos sutiles a un mensaje en WhatsApp y redes sociales por parte de otra persona y el 21,25% indica haber sufrido goshting o, lo que es lo mismo, que la otra persona corta la relación y desaparece sin dar explicaciones. Asimismo, un 18,32% señala haber vivido instagrandstanding, es decir, haber experimentado que otra persona subió fotos en lugares o con elementos importantes para el encuestado.

Los datos registrados en cada una de estas nuevas emociones asociadas a las relaciones digitales han sido superados en todos los casos entre los jóvenes de 18 a 34 años. A nivel de género, son ellas las que más parecen experimentar estas nuevas prácticas por parte de otras personas, excepto en el curving, cuyo resultado está muy igualado entre hombres y mujeres