image_pdfimage_print

Como cada mes de noviembre, la saga más prolífica de simuladores de mánager, Football Manager, acaba de salir al mercado. El equipo de Sport Interactive y Sega se adentran un año más en el complicado mundo del balompié y lo hace con una propuesta cargada de novedades y lo principal, tremendamente adictiva.

Football Manager 2021 aterriza sin salirse de su concepto tradicional pero ofreciendo nueva vías de desarrollo en algunos aspectos. En esta nueva versión destaca, por encima de todo, los cambios en la interactuación con el entorno, una circunstancia que ha venido puliendo en las últimas ediciones pero que en este 2021 alcanza su mayor logro.

¿Y qué significa esto? El futuro de cualquier entrenador está estrechamente ligado al éxito de los resultados, no cabe duda, pero sus logros están también vinculados a su relación con el entorno, ya sea con sus propios jugadores, fundamentales para crear el binomio perfecto, la prensa y aficionados.

En FM 2020, la relación con el plantel dio un vuelco importante en el juego, prestando especial atención a los grupos sociales dentro de la plantilla y a su estatus. Para entendernos, llevarte bien con la estrella del equipo serviría para crear un ambiente idóneo en el vestuario.

Ahora, este aspecto llega también a la sala de prensa, con unos medios de comunicación dispuestos a sacarte de las casillas, a rebuscar en la verdadera personalidad del técnico. Por primera vez en la saga Football Manager, el día a día con la prensa será mucho más intenso, y las preguntas, y sobre todo la manera de contestar, contribuirán o no a crear ese ambiente perfecto.

Un error a la hora de contestar o una mala sugerencia pueden desencadenar una crisis interna peligrosa para el futuro en el banquillo, de ahí la importancia de este aporte, sin duda de lo mejor de esta versión.

No sólo la interactuación se asoma a la ventana de las novedades de este FM 2021. Otro de los cambios significativos está en el tratamiento de los fichajes. Ahora, podremos analizar, junto al equipo de ojeadores del club, cuáles son las necesidades más importantes de la plantilla. Lo haremos con reuniones previas en las que se recomendarán opciones para estas posiciones, sus pros y sus contras.

Pero en el universo futbolístico encontramos también una figura relevante en el día a día del jugador, el representante o agente. En esta nueva versión podremos tantear previamente al fichaje de un futbolista para conocer si hay interés o no por parte de ese jugador de recalar en nuestro club, un detalle concreto que ofrece mayor realismo al juego.

Dentro de esa interactuación novedosa que presenta esta edición, no debemos olvidar las charlas con nuestros futbolistas. En esta ocasión, Sega y Sports Interactive han abogado por dar un paso más incorporando a dichas charlas, al igual que en las conferencias de prensa, el lenguaje gestual. Así, podemos contestar o dirigirnos a nuestro plantel con gestos que denotarán la personalidad del manager, es decir, o bien con las manos en los bolsillos, señalando con el dedo en plan Mourinho o incluso, en el grado más agresivo, arrojando una botella de agua a la mesa en plan Giovanni Trapattoni.

MÁS NOVEDADES

El fútbol actual lleva años apostando por el análisis. Las figuras del analista y el científico deportivo han irrumpido con fuerza dentro de este deporte y cada vez son más los equipos, sobre todo los de nivel profesional, que cuentan con un departamento expresamente dedicado a ello. Si en Football Manager 2020 la presencia de estas figuras empezaba a ser notable, en la nueva edición, el papel del analista cumple un papel fundamental, más si cabe en un juego que acumula una base de datos extraordinaria y especialmente fidedigna.

De esta forma, los amantes de las estadísticas o los entrenadores metódicos tienen en FM 2021 un filón para desarrollar, pues además de las tradicionales cifras de cada partido, el juego ha añadido elementos como el denominado ‘Expected goals’ (xG), que nos aporta información sobre qué estamos haciendo mal de cara a portería.

GRÁFICOS MEJORADOS

Otro de los cambios significativos lo encontramos en el seguimiento de los partidos. Aunque se mantiene el interfaz en líneas generales con respecto a la última edición (sólo se han cambiado detalles algunos para mejorar y otros no tanto) Sports Interactive facilita este año la visión de los mismos de tal forma que no hay que interrumpir el juego para realizar modificaciones tácticas en jugadores, sino que se puede llevar a cabo de manera directa, un hecho que ayuda a no perder la estela del mismo.

En este apartado debemos destacar la mejora gráfica que se ha hecho en el modo 3D, que cada cuenta con más adeptos, aunque hay muchos que siguen prefiriendo el clásico 2D de toda la vida a modo de chapas. También la inclusión de diferentes ángulos de cámaras que ayudan a conseguir un mayor realismo.

Tampoco se debería obviar la mejora en la inteligencia artificial del juego, tanto en el desarrollo de los partidos como a la hora de negociar o aparecer cualquier imprevisto en nuestro día a día.

MODELO TÁCTICO

El modelo táctico de FM ha progresado en los últimos años pasando a ser un juego completísimo en todos los aspectos. Sin embargo, en la edición de este año no encontramos demasiadas novedades al respecto.

Sólo las cuestiones que hemos comentado anteriormente dentro de los partidos pero que tienen más que ver con la adictividad que con el concepto futbolístico en sí.

Si el pasado año se amplió el número de opciones a la hora de preparar tácticamente al equipo, es decir, modelos futbolísticos como el tiqui-taca vertical, el juego directo o el mismísimo catenaccio, en esta edición apenas se han introducido novedades en este sentido, algo que se echa de menos.

Sí que se ha adaptado el simulador a la época en la que vivimos, con la pandemia y el Covid en nuestro día a día. Por esta razón, al margen de cuadrar fechas como en la actualidad, cerrando por ejemplo el mercado de fichajes el día 5 de octubre, durante las primeras temporadas hemos notado un menor movimiento en los fichajes, un espejo pues de la realidad que se vive en el fútbol con coronavirus.

Pero si hay algo que agradecen los fieles seguidores de esta saga este año son los tiempos de carga, que se han reducido notablemente, tanto en la puesta en marcha del juego como en el guardado de partidas, que va como una exhalación.

En definitiva, estamos de nuevo ante un juego que nos hará disfrutar horas y horas del rol manager y en el que seguro que a medida que avancemos en su desarrollo descubriremos detalles ocultos que servirán para mejorar, aunque hoy por hoy FM es, sin duda, el mejor simulador del género.