image_pdfimage_print

New Super Mario Bros. U Deluxe, un juego tan difícil o fácil de superar como la habilidad que se posea. Esta afirmación podría ser considerada como algo muy lógico, un pensamiento que no lleva más de un segundo realizar, pero si hablamos de un videojuego que encierra la esencia de todo el universo Super Mario y que a poco que vamos rascando nos vamos dando cuenta que contiene varias capas, el resultado de la afirmación puede cambiar.

Y lo hace porque este New Super Mario Bros. U Deluxe responde a la necesidades de todos los jugadores, desde los principiantes hasta los que buscan completar hasta la más mínima zona con la perfección total. Y eso lo hace muy bien Nintendo, adapta su plataformas 2D de manera magistral. Sin duda alguna, nuestro aplauso y reconocimiento a un juego brutal y divertido en toda su extensión.

Una legión de modos

Un juego sobresaliente que era muy jugoso que no diera el salto generacional a Switch. Una legión de viejos y nuevos jugadores deseosos de saltar con los personajes más icónicos de la compañía de la gran N. Eso sí, para los más experimentados del lugar, el título hace una recopilación de los juegos de Mario hasta la fecha y suma lo ya visto en Wii U, con lo que hay un hándicap para aquellos que ya lo hayan pasado en la anterior máquina de Nintendo. Modo aventura, desafíos y el New Super Luigi U llegan para los usuarios de Nintendo, un repóquer fantástico que dan una buena cantidad de horas.

New Super Mario Bros. U Deluxe es un juego para todos. Como emblema de marca, el título invita a familias o amigos a jugar con modos de hasta cuatro jugadores de manera simultánea con lo que la diversión está más que asegurada, un movimiento ganador que da horas de entretenimiento en cualquier lugar y momento, señas de identidad de la propia Switch. Un 2D que se ha convertido por méritos propios en un clásico dentro de la industria a raíz de su nacimiento en Wii U pese a un largo desarrollo anterior.160 niveles con un diseño fantástico que puedes combinar de la manera más divertida con un multijugador cooperativo muy potente. 

Muchas dinámicas

Tiempos de finalización, scroll, niveles horizontales y verticales y un sinfín de propuestas que harán que la diversidad del título se convierta en el plato fuerte para ganar experiencia y jugabilidad en una curva de aprendizaje que responde a todos los niveles, da igual cuánto hayas jugado o conozcas el género. New Super Mario Bros. U Deluxe se amoldará a los jugadores como un guante para proporcionarnos retos cada vez más difíciles e interesantes. De ahí que el juego de Nintendo se comporte por ‘capas’ de cara a los jugadores. Bien es cierto que como pega podemos decir que ciertos elementos táctiles no están presentes en esta nueva versión, pero tampoco es menos cierto que tenor de lo experimentado no se echa mucho de menos. 

Por el contrario, el uso con los mandos se hace una delicia. El Pro Controller funciona de manera genial y hay una respuesta muy cómodo en los momentos que más presión y tensión nos puede exigir un nivel. No tanto, aunque disfrutable, con los Joy-Con. Aún así, aunque lo recomendable es jugar con el mando, lo cierto es que si tenéis un compañero de viaje al lado y se presta, los Joy-Con os dará un herramienta fenomenal, algo más incómoda pero muy divertida.

Para novatos y expertos

New Super Mario Bros. U Deluxe es un juego muy completo y desafiante pero que trata de enganchar a los jugadores de todos los niveles, desde los menos habilidosos hasta los auténticos profesionales de los juego de nuestro querido fontanero. Aún así, el juego de Nintendo pondrá encima de la mesa la hora de afrontarlo y si además ofrece New Super Luigi U pues no se puede pedir más. La aventura principal nos hará pasar por diferentes mundos, con sus escenarios y dificultades por defecto hasta completar todos los escenarios. No es algo que nos llevará decenas de horas, pero si eres de esos jugadores detallistas la cosa cambia y completar todo llevará a una buena vuelta de tuerca en la rejugabilidad del título.

El modo desafío ya nos podemos imaginar de qué va. Una serie de objetivos básico para completar los niveles. Ya sea conseguir un banderín o unas monedas, el equipo de desarrollo ha querido darle un plus de ‘peligrosidad’ a los niveles exigiendo ciertos elementos para su triunfo final. Un modo muy exigente que promete ser todo un desafío para los niveles más avanzados.

Algo parecido pasa con los modos Partida Turbo y Caza Monedas, todo un sinfín de añadidos para lograr pasar horas delante de nuestra Nintendo Switch.

Detalles que ayudan y mucho a la vida útil del juego y que combinada con ciertas mecánicas en su jugabilidad dan un aire fantástico que no añade mucho pero que innova lo suficiente para los nuevos jugadores. Pensar los pasos a seguir y estudiar la pantalla pata llegar a cierto elemento estarán muy presentes en cierto desafíos. Oye, no es sólo saltar, también hay que pensar y observar tu entorno.

Un juego que ya se ha ido a la categoría de clásico, que luce de maravilla en su apartado técnico. Es un juego con un ritmo muy fluido y con un colorido precioso. Un juegazo con el que perder muchas horas.