image_pdfimage_print

Es de noche. Las manos te sudan. Sientes el jadeo de algo que se mueve cerca de ti. Mantienes la calma, respiras y huyes a toda velocidad mientras distraes a esa ‘cosa’ tirando un petardo lejos.

Esta secuencia que he descrito podría trasladarse a cualquier película o libro del género zombie, pero lo cierto que es en esencia lo que te ofrece State of Decay 2. El genial título de Undead Labs nos pone en la piel de varios personajes que luchan codo con codo para no ser pasto de los no muertos.

Exploración, supervivencia, lucha, creación y estrategia se dan la mano para hacer un juego más completo que su primera parte, un título que ya dejó un gran sabor de boca y que con el salto de generación se ha visto refrescada para hacer de State of Decay 2 un juego más completo y dinámico.

Pero vayamos por partes, el toque gore de State of Decay 2 le sienta genial al título apoyado por Microsoft Studios, que además ha añadido un apartado multijugador que colma las expectativas de los jugadores más fieles a la saga. El multijugador te permite jugar con tus amigos y poder avanzar en la historia, mientras que los que te acompañan ganarán experiencia mientras guardan tu espalda de los zombies. Una simbiosis ya vista en muchos títulos de la generación y que le viene muy bien, un toque muy divertido en cooperativo que tan buen sabor de boca ha dejado a la One con el reciente Sea of Thieves.

Un multijugador acertado

El componente multijugador puede ser un añadido o el núcleo central de tus horas de juegos, pero lo que nunca podrás quitar de vista es su trama principal, que también es plenamente disfrutable en solitario.

Y este aporte se produce debido a que no hay que perder de vista que State of Decay no pierde su esencia. Buscar asentamientos, eliminar plagas y gestionar los recursos que vayas encontrando son los pilares básicos de la obra de Undead Labs.

Sin duda, los asentamientos nos darán un lugar donde estar tranquilos y crecer, pero también es cierto que a mayor crecimiento y personas que se sumen a nuestro proyecto, mayor cantidad de recursos que tendremos que tener. La moral, medicamentos y comida serán algo con lo que estar en plena lucha cada día y cada hora.

Cabeza y estrategia

State of Decay 2 no va de matar zombies y cumplir misiones, el título de Undead Labs va sobre cómo sobrevivir y mantener vivos a los tuyos mientras cumples los objetivos marcados o bien te topas con alguien que necesita tu ayuda.

Pero ojo, la sociedad ha cambiado y te enfrentarás a gente  sin escrúpulos que no dudarán en hacerte daño para simplemente ver qué tienes en la mochila. Lo que se llama supervivencia en un futuro post-apocalíptico. Luchar o morir. Entre tanto, todo no es malo, también ayudarás a cientos de NPCs, que bien te darán recursos, información o no dudarán en sumarse a tu comunidad, aunque no saldrá barato. Ya sabes, busca más recursos porque la muerte aguarda en cada esquina.

Y es que la muerte en este State of Decay 2 es una cosa a tomarse en cuenta. No es que volvamos a un punto de guardado y listo. No, no, en este título si mueres, tu personaje muere. Tampoco parece tan grave, pero si tienes un personaje que tenías bastante avanzado, con sus habilidades bien desarrolladas, meterse en aquella batalla campal con 4-5 zombies empieza a parecer que no era una buena idea.

La muerte permanente en los personajes lo que hace es añadir un toque de estrategia y los chicos de Undead Labs evita ese factor de despreocupación de si me matan vuelvo a hace 10 minutos y listo. Nos hace pensar y medir nuestras acciones. Meterse en aquella casa de noche, puede ser una mala idea. Ir a por esas provisiones de noche y solos, puede ser una pésima idea. Esa es la filosofía de State of Decay 2 y nos encanta, nos abruma.

Gran dinámica

Combinar la exploración con las misiones y los eventos que nos ofrece el juego nos ha parecido la combinación más certera. Centrarse en un aspecto hará que los otros se resientan y las consecuencias pueden ser fatales como ya hemos avisado. Mantener el equilibrio entre gestión y acción parece lo más acertado en un juego inmenso porque el mapeado y la cantidad de cosas por hacer es muy acertada. Nos ha encantado este aspecto y estamos seguros que no decepcionará a los que buscan un juego largo e intenso.

Y después de tanto bueno, algo que no nos ha gustado tanto: su apartado técnico. No es que este State of Decay 2 no colme nuestras expectativas. El juego luce bien y su acabado técnico nos parece correcto para el género y lo que se quiere transmitir. Pero no nos dejamos de preguntar si hay cosas que se pudieron pulir para mejorar un rendimiento que no fue del todo bueno en los primeros días en Xbox One X. Nada que empañe de forma brutal la jugabilidad pero que te deja ese sabor agridulce de no lograr un acabado más redondo.

La traducción ya ha llegado tras unos días en los que la comunidad de One ha explotado ante la falta de tacto de Microsoft pero tras el incendio inicial, los chicos de Undead Labs ya han movido ficha para que los textos en español no tuviera que llegar gracias a los cambios de región de la consola. También ha llegado parches que han dado más estabilidad al título, algo de agradecer en un juego tan notable en muchos aspectos.

En definitiva, State of Decay 2 es un juego que ahonda en la temática zombie pero desde una óptica pura de gestión, acción y supervivencia. Todo ello con un gran toque multijugador que hace que se genere de un plumazo cientos de horas de diversión. Alguien da más.