image_pdfimage_print

“Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. Está mítica frase del universo de Spider-Man viene a reflejar a la perfección el proceso que ha tenido que superar Sony e Insomniac Games a la hora de plasmar un título con una carga emocional tan importante. El hombre araña es uno de los personajes más conocidos a nivel global y poner a la altura las andanzas y aventuras del bueno de Peter Parker deben pesar lo suyo hasta que los millones de fans emiten su veredicto. Y es que un juego de este calado no debe ser fácil encararlo desde un principio. Aún así, con este Spider-Man estamos ante un trabajo sobresaliente en todas sus aristas.

El hombre araña de Nueva York ya cuenta con un puñado de juegos, algunos de ellos bastante interesantes, pero debemos decir que la adaptación de Insomniac Games nos ha parecido fantástica. Con una historia interesante, guiños al mundo del cómic y una ejecución que a buen seguro habrá dejado muy satisfechos a los seguidores más recelosos. Sony e Insomniac han formado una dupla fantástica y han dado al catálogo de Playstation uno de esos juegos que justifican una vez más la compra de la máquina japonesa.

Entrando en materia, lógicamente, este Spider-Man nos pone en la piel del héroe más conocido de Nueva York. Un juego de acción y mundo abierto trepidante. Parker ya es un ‘trepamuros’ experimentado y su historia llega tras estar años luchando contra la delincuencia. Experimentado y formado, el héroe de la Quinta Avenida ya se muestra muy seguro de sus habilidades y el manejo de sus poderes, no así en el terreno personal.

 

Peter Parker, ese cercano desconocido

Insomniac ha decidido dar una vuelta de tuerca al guión y ha puesto mucho su enfoque en el lado humano, en Peter Parker. Ese trabajador incansable y científico brillante que apenas llega a fin de mes o tira de fotos mal pagadas para llevarse algo de dinero. Un clásico en el personaje.

Es por ello que la dimensión personal de Spider-Man adquiere tintes nuevo. Trata de profundizar en algo más que en el simple devenir de los acontecimientos a través de la lucha contra el crimen. Y lo hace bien los chicos de Insomniac, ya que ponen a disposición de los jugadores numerosos elementos para que vayamos entrando en lo que arrastra nuestro querido Peter hasta el inicio de nuestra aventura.

La narrativa que nos plantea Insomniac Games no es nada del otro mundo, no terminarás pensando que han revolucionado este apartado, pero no es menos cierto que es una buena historia que está muy buen contada y conectada con la aventura. A veces, en este tipo de producciones no se termina consiguiendo pero en Spider-Man se logra la unión de los personajes y su carga de profundidad termina siendo de un peso muy importante.

Personajes que llaman la atención y tienen  su carisma dentro de la historia. Por no hablar de los innumerables guiños al mundo del cómic, que harán la delicia de los más exigentes. Peter Parker no deja de ser ese Pete que siempre está listo para ayudar y bromear, algo que a veces no se ha potenciado y ha pasado factura en grandes producciones cinematográficas.

 

Nueva York nos espera

Este inicio de aventura -ya iniciado en el guión- nos da la oportunidad de ser Spider-Man desde el primer minuto de juego. En un abrir y cerrar de ojos estamos volando por las anchas avenidas de Nueva York y ahora viene lo mejor: el juego transmite unas sensaciones brutales. Sin duda, es uno de los pilares del éxito de este título de Sony. Balancearse entre los edificios y experimentar la velocidad de las caídas mientras nos apoyamos con nuestra telaraña es algo asombroso. Produce sensaciones muy potentes y a la vez la capacidad de controlar los movimientos y de hacer lo que uno quiere que te deja con más y más ganas de pasear por la ciudad.

Altura y velocidad se combinan de una manera perfecta, algo que también entra en sintonía con el combate. Muy dinámico y atractivo. Bien trabajado y con un timing muy acertado. No habrá que esperar por turnos para ser atacados y necesitaremos estar concentrados para salir de algunos momentos que prometen ser complicados.

Como buen modelo tomado, Nueva York y su fantástica recreación le sientan genial al título. Una ciudad inmensa, con una línea de diseño preciosa y un bullicio también a ras de suelo digno de elogio. Porque este Spider-Man es un sand-box con todas la letras. En su mejor definición y las calles de la gran ciudad responden a la perfección respecto a todo el conjunto del juego. Una fidelización del entorno y su sociedad pasmosa, con lo que creemos que sólo podemos aplaudir un trabajo tan fiel.Y gracias a todo ello, la ciudad brinda cientos de oportunidades a nuestro héroe.

Coleccionables, mochilas, fotos y misiones secundarias se mezclan en los lugares y tejados de Nueva York para brindarnos una ventura muy completa. Y por completa queremos decir que hay muchas cosas que hacer y que la duración del título se puede alargar de manera considerable si optamos por completar todo lo que nos ofrece el juego. Sin embargo, si eres de los que va directo al grano y quieres sólo experimentar la historia que el bueno de Parker nos tiene que contar, la duración puede irse a unas 18-20 horas. Duplicaremos casi esta duración si vamos a por todo.

Aún así, debemos decir que Spider-Man invita a deleitarse en los detalles y realizar todo lo que te propone. El mero hecho de llegar a un punto mientras surfeas por los cielos de la ciudad y haces ‘turismo’dan un plus para esforzarte por llegar a un punto y terminar lo que tuvieras que hacer. Es el simple hecho de disfrutar jugando con el entorno tan rico que te ofrecen. No hay más.

Pero no te asuste si has llegado a la conclusión de que Spider-Man es un mero recadero de un punto A-B. No, no es así. Lógicamente hay misiones que son bastantes simples, pero también nos encontraremos en momentos con misiones que te exigirán todo tu potencial si no quieres perecer en el intento. Hemos de decir que en algunos tiroteos hemos terminado mordiendo el polvo y que la secuencia de QTE en otras, nos ha dejado un poso de carácter épico bastante importante. En definitiva, terminas creyendo lo que haces a través del personaje y no hay una sensación más placentera para un jugón que disfrutar muchas veces cuando simplemente te enfrentas a una tarea que parecía intrascendente. Esa medida es muy buena para calibrar la profundidad y el desarrollo tan exigente de este soberbio Spider-Man.

Como premio a todo ello, con la realización de las secundarias y todo lo que envuelve a la historia principal, podremos desbloquear numerosas mejoras y habilidades que nos ayudarán a desarrollar a nuestro personaje para alcanzar cotas mayores. Artilugios, trajes y habilidades serán nuestras recompensas. Además, todas las tareas ‘extras’siguen una dinámica muy acertada y confieren al título una agilidad que no pierde en ningún momento.

 

Control perfecto

Es la piedra angular del juego. Puedes tener la mejor y fiel ambientación de Nueva York, personajes carismáticos y variedad de tareas, que nada te sirve si el jugador no se mete en la historia y no la siente como propia. Es de suponer que el desarrollo de las mecánicas del personajes habrá sido una auténtica odisea para los chicos de Insomniac Games. Pero han conseguido un trabajo que roza la perfección.

Lograr además plasmarlo y que entre en dinámica con el combate parece casi imposible. Sí, el combate en Spider-Man es francamente bueno y deja el poso de grandes títulos que ha sabido reinventarse como los Assassin’s Creed o el añorado Batman, del que hemos detectado fuentes de inspiración. Artilugios, combos, puñetazos y acrobacias aéreas ponen el punto fuerte para derrotar a nuestros enemigos. Todo muy cuidado, bien explicado y con una curva de aprendizaje muy equilibrada que nos ha parecido correcta pese a las muchas críticas sobre su poca dificultad inicial.

Pero no todo va a ser dar palos a los villanos, en ciertos momentos de la historia el guión nos pondrá en la piel de Mary Jane, que también tiene su trasfondo en la historia principal. Con la amiga de Peter Parker tendremos que completar objetivos de manera sigilosa, aunque en esta ocasión si nos ha parecido como algo más de relleno e insustancial si lo comparamos con el resto del título. El modelo de infiltración no está del todo conseguido o quizá el cuerpo nos pida otras cosas con tanta adrenalina generada tras surcar la jungla de cristal que forma Nueva York.

 

Un acabado técnico impresionante

Ya conocemos de sobra las bondades de Insomniac Games en este mundo de los videojuegos. Títulos como Ratchet & Clank y Resistance son de sobra conocido por el gran público. También uno algo menos conocido como Sunset Overdrive, aunque creemos que ha ayudado y mucho a al hora de plantear este mundo abierto tan perfecto de Spider-Man. El estudio californiano no ha decepcionado a nadie y ha logrado un acabado técnico espectacular, que cumple a las mil maravillas con lo que es capaz de ofrecer a estas alturas de generación Playstation 4 Pro. El juego rinde a un gran nivel y el mundo abierto se ve fantástico. Iluminación, carga en pantalla y gráficos rinden de manera perfecta. La distancia de dibujado y la carga tan inmensa para una máquina de hace 5 años es para quitarse el sombrero y aplaudir.

Ya hemos visto en fechas recientes el escalón gráfico y de rendimiento que hemos visto en títulos como God of War. Pues bien, Sony vuelve a tirar la puerta abajo con un título como Spider-Man, que pone un mundo abierto perfecto, sólido como una roca. Nos parece increíble esa carga en pantalla con esa solidez y además sin experimentar una subida espantosa de decibelios en nuestros queridos ventiladores.

Densidad de elementos y resoluciones que cuestan mucho creer que se pueden mover a estas alturas, pero que están ahí de una manera pasmosa. Mucho se ha venido hablando en las últimas fechas sobre ese famoso downgrade respecto a su presentación oficial. Para ser honestos, Spider-Man nos ha parecido una bestia técnica y un canto a la perfección gráfica. Ojo, no es una perfección que deje de lado a otros elementos para mostrar lo más vistoso, ni mucho menos. Es un trabajo calibrado y que potencia detalle tras detalle. No podrás ver algo que te haga soltar un lamento cuando te acercas a la pantalla. Por lo tanto, no podemos más que dar nuestra más sincera enhorabuena a Insomniac Games por el magnífico trabajo que se ha marcado.

Si además de un trabajo perfecto en lo técnico, añadimos un acabado no menos bueno en el sonoro pues sólo queda aplaudir nuevamente. De sobra es conocido como Sony cuida todas sus grandes producciones y con Spider-Man, una vez más, vuelven a estar a la altura. El doblaje es maravilloso y los efectos de sonido compiten con cualquier gran producción cinematográfica. Nada más que añadir señoría.

 

Un aplauso enorme

Con todo lo dicho anteriormente y a forma de cerrar este análisis, podemos decir que la obra de Insomniac Games es espectacular. En la forma y en el fondo. Misiones interesantes, ambientación única, personajes carismáticos y un acabado perfecto. Con peros, aunque no empañan lo que termina siendo una obra maestra para los seguidores y los que quieren adentrarse por primera vez en el universo de Peter Parker.

Un planteamiento maduro y original de la historia que da una vuelta de tuerca más y un control sublime que nos hace perdernos por las calles de Nueva York más realistas hasta la fecha. Una ciudad viva que así se siente y que espera que sea salvada en cada esquina gracias a nuestra Playstation. Spider-Man se asoma a la gran tónica de juegos de héroes como Batman y eso es mucho, señores. Lo dicho, es hora de salvar Nueva York, enciende tu mando porque ya lo dijo el tío Ben: “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”.