image_pdfimage_print

Un año más aterriza la saga más popular del mundo del baloncesto en consolas. Llega el mejor universo hasta la fecha para competir al máximo nivel con una capacidad de fidelización de todo lo que rodea a la NBA pasmosa.Sin duda, NBA 2K19 viene pegando cada año más y más fuerte, implementado muchas mejoras en cuanto jugabilidad y contenido que han hecho que los chicos de Visual Concepts no pierdan ese liderato en las canchas virtuales.

Una experiencia vibrante y con miles de detalles muy cuidados que nos hacen meternos de lleno en el exigente mundo del basket. Un espectáculo en lo visual y lo jugable que hacen que este NBA 2K19 en su 20º aniversario sea celebrado una vez más por todo lo alto.

Los chicos de 2K deben estar contento con el producto final. Y es que no se han limitado estos últimos años a vivir de la renta. Han evolucionado, han mejorado y han complementado de manera muy exitosa los contenidos de una saga ya de por sí brutal. Indiscutible es la cantidad de material fiel que se puede encontrar cualquier jugador a la hora de comenzar una nueva campaña. Plantillas, jugadores, estadísticas y un sinfín de contenidos que hacen que la base de datos del título, tanto a nivel de datos como visual, se mantenga fiel a la realidad y colme las expectativas de los jugadores más puntillosos.

Tampoco se quedan atrás los nuevos modos de juego, capaces de dar su sitio a los jugadores que quieran perderse horas hasta completar otra exigente campaña, como para aquellos que quieren saltar a la cancha lo más rápido posible. Maneras de enfocar un mismo título y que 2K ha tenido a bien tener en cuenta dada su extensa audiencia.

NBA 2K19 encarna mejor que nadie esa simulación real que tanto gusta a los jugadores. Saltar a la cancha, sentir las gradas, los comentarios previos por televisión y toda esa parafernalia tan bien cuidada en el deporte de rey de Estados Unidos se mezcla a la perfección con una jugabilidad sublime. Ojo, hay cosas que se pueden mejorar como es lógico, pero que roza un gran nivel con las últimas implementaciones. Realismo en estado puro que nos hará ser el entrenador más exigente, el jugador más listo y encontrar esa fortaleza mental que hace falta cuando las cosas no vayan de cara en algunos momentos de la temporada. Porque el juego de 2K lleva años que sabe transmitir la exigencia del mejor baloncesto con esa jugabilidad tan especial de la que hace gala la saga.

 

Un espectáculo jugable

Es sin duda uno de los aspectos que hacen fuerte a los NBA 2K. Parece obvio, pero hay que tener en cuenta que muchos juegos deportivos a veces olvidan la esencia fundamental del juego para centrarse en cosas menos importante para los jugadores. Ese concepto no pasa factura a NBA 2K19, que lo hemos disfrutado como su predecesores. Un realismo perfectamente implementado  que hará que la curva de aprendizaje en este título sea algo más pronunciada en las primeras horas si se quiere dominar muchos de los conceptos y posibilidades que ofrece para los nuevos jugadores. No es algo nuevo, es algo que ya hemos visto año tras año, pero que no viene mal recordar para los que saltan por primera vez a la cancha de 2K.

Bloqueos, fintas, marcar a jugadores, amagar tiros, robos, aceleración, tapones…todo tiene su sitio en el juego y sí lo puedes pensar y plasmar en la vida real, NBA 2K19 te da la oportunidad de mostrarlo de manera digital a través del mando de tu consola. Además, como viene siendo habitual, la cantidad de posibilidad en lo estratégico abren de manera brutal la forma de encarar los partidos.

2K19 te da la posibilidad de exprimir al máximo el juego desde la perspectiva de jugador y entrenador. Algo que nos vendrá realmente bien cuando optemos a ganar los partidos en los niveles más difíciles del título. Una pizarra completa y variada de posibilidades para afrontar los partidos a lo largo de los cuartos y que podremos cambiar a nuestro antojo. Apretar en defensa, jugar en estático o buscar galopadas a través de una defensa numantina pueden ser algunas de las estrategias que podemos utilizar en la cancha y que también terminarán por determinar el estilo de juego y ritmo que queremos dar a los partidos.

Es obvio que no todos los equipos juegan igual y ello le confiere un ritmo al choque que también queda plasmado. El ritmo de juego es muy acertado y nos ha parecido justo. Bien equilibrado e implementado en los partidos, pero ello no quita que tengamos que cambiar el chip en función de lo que nos encontremos delante y su forma de ver los partidos. Es algo muy dinámico, pero que en esencia es tremendamente satisfactorio. A veces, tu rival condiciona el partido y dependerá adaptarte para lograr la victoria. Competitividad en estado puro.

 

Mejora la física, mejora el juego

Nos ha parecido uno de los grandes aciertos de esta nueva edición de NBA 2K19. El juego de 2K Sports ha sabido refinar todo lo que en años anteriores estaba por pulir y los chicos de Visual Concepts han retocado la física para que mejore la experiencia de juego. Y se nota. La mejor física ha dado lugar a choques más realistas y el posicionamiento de los jugadores han mejorado de manera considerable. Robos, empujones y encontronazos se sienten cada vez mas reales y lo que es más importante: más creíbles.

Si además le sumas que se ha potencia la inteligencia artificial de los jugadores, el resultado no puede ser más satisfactorio. Dos mejoras sensibles que en lo jugable terminar por redondear situaciones que en pasadas ediciones todavía ‘escandalizaban’por el resultado tan bueno en su conjunto.

Otra de las novedades más potentes en la jugabilidad es el tan famoso estado de forma, que tanto se utiliza para algunos modos de juego en títulos como FIFA o PES. El entrenador ahora se enfrenta a la propia psicología de los jugadores y el banquillo puede sentar bien o no al jugador. En fin, el pan de cada día de los entrenadores y que da un cariz nuevo a la gestión de los partidos, que antes casi se ceñía sólo al estado físico tras la larga campaña. Ahora hay que sacar el libro de aptitudes de los jugadores y tenerlas muy en cuenta para potenciar su actitud dentro del equipo.

 

Modos y más modos

Es una de las cosas que tiene que agradecer a 2K Sports la numerosa comunidad de este título. NBA 2K19 llega con infinidad de opciones en su modos de juego y es algo positivo por lo que ya hemos hecho referencia. El juego tiene en cuenta a ese jugador más ‘hardcore’que quiere estar delante de su televisión durante horas, pero sin dejar a un lado a aquellos que mantienen con la saga una relación más casual y necesitan algo más rápido.

Sea como fuere, 2K Sports ha potenciado el modo Mi Barrio una vez más. Y es que desde la franquicia ya tenían claro que este modo de juego es un universo a expandir dentro del título: “NBA 2K19 representa la culminación de dos décadas de desarrollo e innovación por parte del equipo de Visual Concepts,” declaró Greg Thomas, presidente de Visual Concepts. “Es emocionante estar a la cabeza de los juegos de deporte hacienda evolucionar la franquicia año tras año, y estamos deseando que los jugadores de nuestra comunidad lo experimenten por sí mismos.”

NBA 2K19 llega cargado de novedades y mejoras en todas las facetas del juego: un modo Mi CARRERA más inmersivo que nunca, un rediseñado Mi EQUIPO y un Barrio cada vez más dinámico. Todo ello acompañado de una excelente banda sonora producida por uno de los artistas del momento, Travis Scott. NBA 2K19 promete ser el título más ambicioso de Visual Concepts hasta la fecha, y busca ofrecer la experiencia más completa posible en un juego de baloncesto.

Jugar a tu aire y forjar tu carrera desde tus comienzos en el barrio son algunas de las posibilidades que te muestra este modo de juego. Lógicamente, también podremos llegar a lo más alto del deporte rey en Estados Unidos desde el comienzo de tu historia en la noche de Drafts. De hecho es el comienzo de todo, aunque 2K Sports le ha dado una vuelta de tuerca y si no sólo queremos centrarnos como jugador, también podemos explotar nuestra faceta más organizativa y convertirnos en Manager General de una franquicia. El reto está encima de la mesa y dependerá de nosotros la forma de abordarlo.

En definitiva, Mi Barrio da mil opciones a los jugadores y expande su universo de manera exponencial en este título. Eso sí, es un modo de juego muy enfocado a lo deportivo pero una gozada para jugar por internet y poder explorar y competir con la amplia comunidad que brinda el título. Una opción muy estimulante para los jugadores más competitivos.

Sin dejar de lado este componente online, NBA 2K19 presenta dos modos de juego más completísimos. El tradicional modo de cartas con el que competir con otros jugadores a través de tus logros en Mi Equipo. Y por otro lado, un acertado modo multijugador en el que competir en partidos callejeros con diferentes números de jugadores y modalidades que harán subir y mucho las horas de juegos de este título. BlackTop supone una modo fresco y más casual, para esos jugadores que quieren enfundarse las zapatillas a las primeras de cambio y ‘huyen’de los preparativos de las grandes citas.

 

El mejor ‘show’

Qué añadir en este aspecto. Los juegos de Visual Concepts siempre se han definido por un trabajo impecable en los estético, técnico y sonoro. Lógicamente, NBA 2K19 sabe recoger el buen hacer en estos tres aspectos y poco o nada podemos reprochar al título. Luce de manera espectacular en lo técnico y se muestra robusto a la hora de ponerlo en práctica en nuestra pantalla.

Ambientación e iluminación cumplen de manera perfecta y aunque se podría buscar algún pero, la verdad es que no nos sale. Todo en su conjunto es maravilloso y como es vendido desde el primero hasta el último minuto es impecable. Pabellones, público, detalles extra en pista, junto con un acabado sonoro sobresaliente no hace más que subrayar este título a la hora de recomendarlo para cualquier seguidor de baloncesto. Además, el juego contará con los comentarios en español de Sixto Miguel Serrano, Antoni Daimiel y Jorge Quiroga.

Nuestras conclusiones. Poco que decir: Un ’must have’.