Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía Game

'Modo monje'; el sistema para ser más productivo en la era digital

El término «Monk Mode» (Modo Monje) es una expresión que se ha popularizado en los últimos años en la comunidad de desarrollo personal y productividad

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

El término «Monk Mode» (Modo Monje en español) es una expresión que se ha popularizado en los últimos años en la comunidad de desarrollo personal y productividad. Se refiere a un enfoque de vida en el que una persona se compromete a eliminar distracciones. Trabajar en la era digital tiene sus desafíos, especialmente cuando los correos electrónicos, mensajes y notificaciones de redes sociales compiten por tu atención. Para aquellos que luchan por mantener la concentración, existe una solución: aplicaciones diseñadas para bloquear estas distracciones y fomentar la productividad.

¿Hay remedio?

Susie Alegre, una de las abogadas de derechos humanos más prominentes con sede en Londres, se ha convertido en una defensora de la aplicación ‘Freedom’. Esta aplicación permite a los usuarios bloquear el acceso a sitios web y redes sociales durante el tiempo que consideren necesario. Alegre elogia a Freedom por su capacidad para eliminar las distracciones y mejorar su concentración en el trabajo.

“Creo que es increíblemente difícil tener un teléfono inteligente y no malgastar un tiempo significativo con solo la fuerza de la voluntad”, apunta Alegre en la BBC.

¿Cómo funcionan Freedom y otras aplicaciones similares? Estas aplicaciones, como Freedom, permiten a los usuarios seleccionar sitios web y redes sociales específicos para bloquear temporalmente. Puedes establecer el tiempo de bloqueo en horas y minutos, con la opción de cambiar la configuración o cancelarla antes de que finalice. También existe un «modo seguro», que impide la cancelación del bloqueo hasta que se cumpla el tiempo programado.

El fundador de Freedom, Fred Stutzman, tuvo la idea de la aplicación mientras estaba en la universidad y se dio cuenta de que pasaba más tiempo en Facebook que trabajando en su tesis. La aplicación ha ganado más de 2.5 millones de usuarios en todo el mundo y ha experimentado un aumento significativo durante y tras la pandemia. Las descargas de la aplicación aumentaron un 50% en 2020, y 500,000 nuevos usuarios se unieron en 2021. Las plataformas más bloqueadas suelen ser Instagram, Facebook y Twitter.

“Meta [dueño de Facebook, Instagram y WhatsApp] emplea a cientos de graduados con Ph.D. y científicos del comportamiento para hacer la aplicación más estimulante. Esa no es una lucha justa con una persona promedio”.

El uso constante de redes sociales y otras distracciones en línea no es una falla en nuestras capacidades humanas, argumenta Stutzman. Las aplicaciones como Freedom ofrecen una solución efectiva para controlar el acceso a estas tentaciones digitales y recuperar la productividad en un mundo cada vez más conectado.

Los datos hablan

La adicción a los dispositivos electrónicos es un fenómeno creciente que afecta a personas de todas las edades en todo el mundo. Un estudio reciente realizado en los Estados Unidos reveló que más del 50% de los adolescentes admiten sentirse adictos a sus teléfonos móviles. Esta cifra es alarmante y plantea cuestiones importantes sobre cómo la tecnología impacta en la vida diaria y la salud mental de las personas jóvenes.

La pandemia de COVID-19 exacerbó aún más este problema. Durante los confinamientos, el tiempo dedicado a consumir contenido en línea aumentó en un sorprendente 215%. Las pantallas se convirtieron en un refugio para muchos mientras el mundo exterior se volvía incierto.

Sin embargo, la adicción a dispositivos no viene sin consecuencias. Las noches en vela, pasadas navegando por redes sociales o viendo series interminables, se han vuelto comunes. Estudios, como uno publicado en el Journal of Clinical Sleep Medicine, han vinculado este comportamiento con problemas de sueño, lo que a su vez afecta la salud general y el bienestar.

En un mundo cada vez más conectado, el estudio y comprensión de la adicción a dispositivos se convierten en aspectos cruciales para abordar este desafío de salud pública.

Por Edu Arboledas

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN