Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía Game

Consumo recomienda atender a la clasificación por edad y contenido en la compra de videojuegos

EP | La Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía ha recordado que los videojuegos, si bien se han convertido en un sistema de entretenimiento masivo, que abarca todas las edades (a través de dispositivos como consolas, ordenadores o smartphones), el público mayoritario…

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

EP | La Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía ha recordado que los videojuegos, si bien se han convertido en un sistema de entretenimiento masivo, que abarca todas las edades (a través de dispositivos como consolas, ordenadores o smartphones), el público mayoritario de los mismos son las personas jóvenes, entre las que se incluyen las menores de edad.

En una nota de prensa, la Junta informa que, aprovechando el marco que brinda el Día Mundial del Videojuego, deben tenerse en cuenta una serie de aspectos importantes a la hora de comprar un juego, en especial a la hora de valorar quién lo va a utilizar.

Para ello, existen referencias muy útiles como el PEGI (Pan European Game Information o Sistema Europeo de Información de Juegos), clasificación por edades europea que figura en el etiquetado, en el embalaje del juego o en su ficha técnica digital, estableciendo cinco grupos o categorías, a saber, PEGI 3, PEGI 7, PEGI 12, PEGI 16 y PEGI 18.

Estos indicadores, que se utilizan en 38 países europeos, indican qué videojuegos son apropiados para jugadores según su edad, teniendo en cuenta características como el nivel de violencia, el lenguaje utilizado, contenido sexual, consumo de drogas, etcétera. El nivel de dificultad del juego no se valora en la clasificación PEGI.

Para complementar la clasificación por edades, PEGI añade los denominados descriptores, que a través de pictogramas fácilmente reconocibles, nos informa de que el contenido puede contener: violencia (pictograma en forma de puño); lenguaje soez (pictograma en forma de bocadillo con caracteres especiales) o miedo (pictograma en forma de araña).

Al mismo tiempo, abarcan otras advertencias que alertan acerca de la presencia de ciertos contenidos como el juego (pictograma en forma de dados), sexo (pictograma en forma de símbolos de los géneros masculino y femenino); drogas (pictograma en forma de jeringa); discriminación (pictograma en forma de dos figuras blancas y una negra); o compras con dinero real in game (pictograma en forma de tarjeta de crédito).

Desde Consumo se hace hincapié en que con los menores debe haber una responsabilidad activa por parte de los padres y las madres o los tutores, y se recomienda establecer límites de tiempo en el uso, vigilar la utilización (especialmente si el videojuego en online), o advertir sobre los peligros de un mal uso. A su vez, también existe una herramienta de mucha utilidad como es el ‘control parental’, que
brinda un plus de seguridad y tranquilidad.

CONSUMO RESPONDE

Ante cualquier duda o consulta en materia de consumo, la ciudadanía puede contactar con Consumo Responde, un servicio gratuito de información y asesoramiento a las personas consumidoras y usuarias, impulsado por la Consejería de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía.

Se trata de un servicio multicanal, al que se puede acceder
de forma continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, de la página ‘www.consumoresponde.es‘, del correo ‘consumoresponde@juntadeandalucia.es’; y de los perfiles de Twitter (@consumoresponde), Facebook ‘www.facebook.com/consumoresponde‘ e Instagram ‘@consumoresponde’.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN