Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía Game

Descubre la variedad de minijuegos en Aurora’s Journey and the Pitiful Lackey

Sony Interactive Entertainment España (SIE España), Gammera Nest y The Not So Great Team han revelado hoy más detalles sobre los minijuegos dentro de Aurora’s Journey and the Pitiful Lackey. Al equipo de The Not So Great Team siempre le han gustado los minijuegos en los juegos, especialmente si tienen algún…

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Sony Interactive Entertainment España (SIE España), Gammera Nest y The Not So Great Team han revelado hoy más detalles sobre los minijuegos dentro de Aurora’s Journey and the Pitiful Lackey.

Al equipo de The Not So Great Team siempre le han gustado los minijuegos en los juegos, especialmente si tienen algún tipo de excusa dentro de la trama. Suelen ser un pequeño soplo de aire fresco, una experiencia divertida y con mecánica diferente que ayuda al jugador a cambiar un poco de aires. Por eso, cuando se enfrentaron a los primeros pasos del diseño de Aurora’s Journey and the Pitiful Lackey decidieron que, si tenían tiempo, iban a incluir algunos de ellos.

En este caso, aparte de la aventura principal con sus diálogos, plataformeo y mecánicas de Run&Gun, hay dos minijuegos recurrentes en los que Aurora puede participar a lo largo de toda la aventura y que representan trabajos a tiempo parcial que nuestra protagonista realiza para ganar dinero, que puede invertir después en su viaje o en mejorar su equipo.

Por ejemplo, cuando el jugador completa el primer capítulo de la trama, el profesor Rachmaninoff nos ofrece la posibilidad de trabajar para él repartiendo mercancía utilizando su pequeño y cutre camión modificado con tecnología roboto.

En este minijuego, al que se puede acceder todas las veces que queramos hablando con Rachmaninoff, conduciendo el camión el jugador debe recoger cajas en el almacén de Rachmaninoff Industries S.L. para repartirlas en el destino asignado, marcado con un pilar de luz azul (y que podremos ver también en el minimapa). Hay un tiempo límite, que se amplía con cada entrega. El juego termina al acabarse el tiempo o cuando se hayan repartido cinco cajas y aparcado el camión, y según la cantidad de cajas que entregadas al finalizar, cobraremos consecuentemente. Todo ello lidiando con el lacayo, que acompaña a Aurora en el asiento del copiloto y se pondrá a canturrear espontáneamente, aunque siempre se le puede silenciar temporalmente soltándole una amorosa colleja al estilo Soledad Huete, el personaje de la inimitable Amparo Baró en la serie 7 Vidas.

Otro de los trabajos que el jugador tendrá a su disposición será escribir relatos para una popular revista literaria, algo que se podrá hacer accediendo a la máquina de escribir que hay en casa de Aurora, escritora aficionada, y a la que le gusta explorar diferentes géneros literarios. El trabajo en este minijuego será identificar correctamente el género de la obra que empieza a escribir y decidir entre tres opciones cual es la continuación al párrafo que mejor encaja en la historia. Al finalizar el relato, el editor de la revista llamará e informará de lo que opina sobre el resultado, pagando mejor o peor según lo bien que nos se ciña al género de la obra. Durante la aventura se pueden escribir un total de cinco relatos diferentes, que se desbloquearán a medida que Aurora viaje por el mundo, por lo que merece la pena volver de vez en cuando a su casa para completarlos todos.

Aunque también hay algún otro minijuego durante la aventura, no queremos chafaros toda la experiencia de descubrirlo por vosotros mismos, así que no os perdáis cuando Aurora’s Journey and the Pitiful Lackey salga a la venta para PlayStation 5, PlayStation 4 y Steam el próximo 13 de Enero.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN