Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía Game

Análisis Football Manager 2023

Con la expectación de todos los años ha llegado en este noviembre Football Manager 2023. La última edición del que es, sin lugar a dudas, el mejor simulador de fútbol, afronta una temporada más con numerosas novedades y con ganas de adentrarse en el día…

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Con la expectación de todos los años ha llegado en este noviembre Football Manager 2023. La última edición del que es, sin lugar a dudas, el mejor simulador de fútbol, afronta una temporada más con numerosas novedades y con ganas de adentrarse en el día a día de sus seguidores, pues por encima de todo garantiza horas y horas de diversión.

Dentro de esa amalgama de cosas nuevas que podemos ver en esta edición de 2023 destacan cuatro elementos por encima de todo, los aficionados, el ojeo, las licencias y la inteligencia artificial del juego.

En primer lugar, el papel de los aficionados que adquiere un protagonismo importante, ya que de sus opiniones y sobre todo de sus exigencias, dependerá tu futuro en el banquillo de cualquier equipo, por modesto o grande que sea. Si ya el pasado año comprobamos que Sport Interactive introducía esta modificación, dándole relevancia a los fans, en esta edición de 2023 su aportación será mucho más importante, o lo que quiere decir, si los aficionados no están contentos, el puesto del entrenador, corre peligro.

Más opciones

El segundo aporte del juego se centra en las posibilidades de ojeo, donde el equipo de Miles Jacobson ha centrado especialmente sus esfuerzos. Aunque el interface del juego sigue siendo similar al del año anterior, en este apartado las modificaciones son grandes, toda vez que el usuario podrá planificar su plantilla ya no sólo en la temporada corriente sino a largo plazo, teniendo la opción de comprobar cuáles serán sus jugadores en las dos próximas temporadas.

El modo de ojeo es pues mucho más intuitivo y permite al jugador encontrar el perfil de futbolista idóneo para su estilo y formación de una manera más sencilla y práctica.

Es importante en este aspecto ya no sólo el papel del ojeador en sí, sino también del seguimiento, algo fundamental en los clubes actuales, que gastan y emplean muchísimos recursos económicos en el scouting.

Resulta especialmente llamativo en este aspecto la posibilidad de conocer cuál es el estado futbolístico de cada jugador, es decir, si el futbolista que tienes en la plantilla se encuentra en el momento óptimo de su carrera para poder aportar cosas al equipo o si por el contrario necesita de una cesión o más minutos para llegar a ser ese jugador importante.

Igualmente, en esta faceta se otorga un mayor protagonismo a otra figura notable dentro del universo futbolístico, el representante, que ahora resultará imprescindible a la hora de negociar los contratos. De tal forma, que si en algún momento te saltas su figura, tendrás problemas para conseguir ese fichaje de relumbrón que necesitas.

Licencias

El tercer elemento que se hace notar este año en el Football Manager lo vemos en las licencias. Si el juego se ha caracterizado a lo largo de los últimos años por ser uno de los simuladores con mejor trato a las licencias oficiales FIFA, en esta ocasión, y es algo que desde los usuarios se agradecen, ha incorporado las competiciones de la UEFA, es decir, Champions League, Europa League, Conference League y European Supercup. Son detalles a los que los seguidores de esta saga otorgan especial valor.

Conforme avanzas en las temporadas de este Football Manager compruebas y te das cuenta de otra incorporación interesante en este 2023. Hablamos de la inteligencia artificial, a la que Sport Interactive ha mejorado notablemente para complicar aún más el día a día de los técnicos.

Este aspecto lo podemos encontrar de manera clara en los partidos. Y es que al margen de haber elevado un tanto la dificultad de las competiciones, dentro de este apartado podemos comprobar cómo el nivel de exigencia de los técnicos de los equipos contrarios es mucho más convincente que en anteriores ediciones. Un ejemplo claro de ellos sucede durante los partidos, donde los técnicos rivales realizan variaciones tácticas que complican y mucho partidos que a priori parecían ganados. Fútbol en toda su esencia y que añade un detalle más al juego.

Lo técnico

Tampoco podemos dejar atrás al apartado gráfico. Bien es cierto que el motor gráfico mantiene la línea de las últimas ediciones y no ha cambiado demasiado, algo que ha encontrado algunas quejas por parte de algunos usuarios. Pero no debemos olvidar que, por encima de todo, Football Manager es un juego de simulación y en mi opinión, no hacen falta unos gráficos sobresalientes para ello. Porque si lo que se busca es eso, existen en el mercado otros juegos con distinto enfoque y que a nivel gráfico resultan muy realistas.

En este 2023, los gráficos son similares al de la pasada edición, si bien es cierto que encontramos mejoras notables en los estadios, pero sobre todo en los movimientos de los jugadores. Los controles y los fallos defensivos, por poner un ejemplo, han añadido mucho más realismo a cada partido, algo que también encontramos en los porteros y en muchas acciones a balón parado.

En definitiva, Football Manager sigue siendo el rey de los simuladores futbolísticos y aunque en esta edición no ha llegado al mercado con cambios bruscos, bien es verdad que lo que ha añadido ha hecho que el juego mejore notablemente con respecto a 2022. Ahora lo único que queda es embarcarse en un buen proyecto deportivo, con clubes modestos o históricos del fútbol mundial, y disfrutar de muchas horas de diversión.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN