Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía Game

La piratería digital bajó un 8% en 2021 y alcanza un «punto de inflexión»

La piratería digital en España bajó un 8% e 2021 respecto al 2020, un descenso que marca un «punto de inflexión» ya que desde 2018 la dismimución acumulada es del 20% y que tiene al sector del cine como el que mejor está luchando contra…

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

La piratería digital en España bajó un 8% e 2021 respecto al 2020, un descenso que marca un «punto de inflexión» ya que desde 2018 la dismimución acumulada es del 20% y que tiene al sector del cine como el que mejor está luchando contra el «robo» ya que ha bajado un 21% su consumo de contenidos ilegales.

Así se desprende del Observatorio de piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales 2021 presentado por la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos esta mañana en el Museo Arqueológico Nacional y en el que se concreta que este 8% de bajada representa un total de 5.334 millones de accesos ilegales, lo que tuvo un valor de mercado de 32.492 millones de euros y supuso un perjuicio al sector cultural digital de 2.271 millones.

«Estamos en una tapa de descenso del robo, pero sigue habiendo muchísima gente que todavía no es consciente de que no pagar derechos de autor es ir contra los creadores y, por lo tanto, contra la cultura», ha dicho el ministro de Cultura, Miquel Iceta, durante el acto en el que se ha dado a conocer que la piratería ha impedido la creación en 2021 de 18.716 empleos directos.

Asimismo, el daño de la piratería digital también repercutió en las arcas públicas, que dejaron de percibir 653 millones en 2021, lo que eleva a casi 6.000 millones de euros lo que la Administración no ha ingresado en los últimos 10 años en concepto de IVA, IRPF y cotizaciones a la Seguridad Social.

En este sentido, Iceta ha dicho que le «dirá» al Ministerio de Hacienda que invertir en la lucha contra la piratería «no sería un gasto, sino una inversión».

Así, de los 2.271 millones de euros del quebranto al conjunto, la piratería le ha supuesto a la industria musical un daño de 653 millones, de 417 a las películas y series, de 306 a las revistas, 266 a los periódicos, 217 a los libros (217), 201 al fútbol (201), 177 a los videojuegos (177) y 33 a las partituras.

Según destaca también el Observatorio, presidido por Carlota Navarrete, quien se ha felicitado por ese descenso del 20% desde 2018, se ha incremento el número de usuarios que confiesan que no saben distinguir entre las plataformas que son legales y las que no lo son 5 de cada 10.

Las redes sociales, las nuevas puertas a la piratería.

El acceso a los contenidos ilícitos se sigue realizando en mayor medida a través de los buscadores (55%), principalmente a través de Google (94%, es decir, más de 9 de cada 10 accesos), pero 2021 confirma una tendencia: la de que el descenso del uso de buscadores se ha trasladado hacia las redes sociales, donde Facebook y YouTube siguen siendo las más usadas por los consumidores, pero donde suben Telegram (33%), que ha desbancado WhatsApp, Instagram o Twitter.

El informe también ha identificado en 2021 la percepción que los usuarios tienen de esa publicidad que reciben al entrar en los portales de contenidos ilícitos: al 46% le molesta, al 7% le avergüenza y un porcentaje similar estima que es nociva.

La otra cara de la moneda, según añade el informe elaborado por GfK para La Coalición, refleja que en 2021 se ha producido un incremento en el número de internautas que han pagado por el consumo de algún contenido: 1 de cada 4 (24% frente al 20% de 2020).

Las películas, el sector que mejor combate la piratería.-

La mayor caída en el volumen de contenidos consumidos de forma ilegal en 2021 se produjo en el cine, que experimentaron una caída del 21% respecto a 2020: 520 millones frente a los 659 de 2020.

Por su parte, en el sector musical, el acceso ilícito afectó a 2.420 millones de contenidos musicales, esto es, un 7% menos respecto al ejercicio anterior. El valor de mercado de lo descargado fue de 10.035 millones de euros (-2%), con un perjuicio de 653 millones.

Y las series se han convertido en uno de los contenidos culturales preferidos por la ciudadanía, hecho que ha coincidido en 2021 con un aumento del consumo legal y una caída del ilegal en un 6%.

Asimismo, en 2021 se contabilizaron 570 millones de accesos ilegales a libros, frente a los 581 registrados el año anterior; los videojuegos experimentaron una caída de su piratería del 7%, y la prensa del 16%.

Por último, los portales ilegales permitieron que se visualizaran 88 millones de partidos de fútbol, un 24% más que en el ejercicio anterior. El valor de mercado de estas descargas fue de 254 millones de euros.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN