Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía Game

El niño con autismo que rescató un videojuego del olvido

«Jack me ha pedido que lo haga, así que aquí estoy». El padre de Jack, un niño de ocho años con autismo, suplicó de esa manera a Hello Games, una desarrolladora de videojuegos británica, que devolviera a la vida «Joe Danger», el juego favorito de…

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

«Jack me ha pedido que lo haga, así que aquí estoy». El padre de Jack, un niño de ocho años con autismo, suplicó de esa manera a Hello Games, una desarrolladora de videojuegos británica, que devolviera a la vida «Joe Danger», el juego favorito de su hijo. Una petición casi imposible, porque el paso del tiempo había borrado la importancia de este juego. Imposible para mucha gente, menos para un padre.

«Joe Danger», un juego de carreras de motos lanzado en sistemas móviles en 2010, desapareció cuando Hello Games dejó de darle soporte para centrarse en proyectos más importantes y recientes. Esto provocó que aquellos que mantuvieran sus teléfonos actualizados, perdieran la posibilidad de jugar. De la noche a la mañana, Jack se quedó sin su videojuego favorito.

«Como bien podéis saber, los niños con autismo sufren de muchas dificultades, una de ellas, la interacción social. Sin embargo, si algo ha permitido que Jack y yo nos sintamos más unidos son los videojuegos», dijo el padre de Jack -cuya identidad no se conoce- en una carta a Sean Murray, desarrollador de «Joe Danger».

«Jack AMA el juego. Tiene una colección de motocicletas a las que llama sus «Joe Dangers» (nombre del protagonista del juego). Cuando por la calle ve una moto me pregunta si es Joe. Escucharle emocionado decir: «Vamos a jugar una partida, papi» es increíble para un niño con autismo. No puedo ni describir cómo me siento cuando veo su cara de felicidad», añadió.

El juego permitió a Jack mejorar sus relaciones con otros niños, ya fuera jugando con ellos o simplemente hablando de él, y, además, ha actuado durante mucho tiempo como recompensa para el niño a la hora de afrontar situaciones que no son sencillas para una persona con autismo.

«Estar en un restaurante ruidoso, aguantar las clases, andar por una calle con mucha gente. Son situaciones muy estresantes para él. Hay muchas veces que cuando se encuentra incómodo me mira y me dice: «¿Luego podré jugar a «Joe Danger»? Es su forma de decir: «Esto va a ser una mierda, pero luego voy a estar mejor». Definitivamente le ayuda», explicó su padre.

Descubrir que el juego había dejado de recibir soporte por parte del equipo de Murray, cuyo videojuego más exitoso fue «No Man’s Sky», lanzado en consolas y PC en 2016, fue un duro golpe para Jack y su padre.

«Ahora el juego no funciona con las últimas actualizaciones y no podemos descargarlo de la tienda. Apple me ha dicho que contacte con el desarrollador, una respuesta sin mucho interés. Pero bueno, Jack me lo ha pedido, así que aquí estoy».

«No sé cuánto esfuerzo y trabajo costará que Joe pueda volver a funcionar en los últimos móviles, pero para mi hijo significaría un mundo», agregó el padre de Jack.

Murray, que mostró la carta del padre en redes sociales, dijo que les dejó con el «corazón roto». «Me avergüenza que el éxito de «No Man’s Sky» dejara a nuestro primer juego, «Joe Danger» completamente de lado», aseguró.

A finales de enero, Hello Games publicó una versión remasterizada de Joe Danger, gratuita para todos aquellos que tuvieran ya el juego original, devolviendo a Jack la posibilidad de disfrutar de su pasatiempo favorito.

«Como desarrolladores de videojuegos a veces es muy fácil pasar por alto el impacto que incluso tus juegos más pequeños pueden tener. Me explota la cabeza de pensar que algo que has hecho puede formar parte importante de la vida de una persona», añadió Murray.

Ahora Jack puede volver a jugar en el móvil de su padre a «Joe Danger», a seguir coleccionando motos de juguete y a continuar preguntando si ese motorista de la calle será «Joe».

«Me gustaría agradeceros por todas las horas de felicidad que le habéis dado a mi hijo, por cómo le habéis ayudado a superar muchos momentos difíciles, como las incontables visitas al médico, y por cómo le habéis hecho sentirse un niño más. Ha marcado una gran diferencia en su vida. Quizás ayudar a niños con discapacidades no es algo que pensarais que ibais a conseguir cuando creasteis a Joe hace muchos años, pero lo habéis hecho y os voy a estar eternamente agradecido por ello», finalizó el padre de Jack, que demostró que para un padre no hay nada imposible. Ni revivir un videojuego.

Por Manuel Sánchez Gómez

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN