Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía Game

Análisis: Dragon Ball Z: Kakarot + el Despertar de un nuevo poder (Switch)

Entrena a tope, aprieta los dientes y saca todo tu poder interior porque aterriza Dragon Ball Z: Kakarot en Nintendo Switch. Sí, señoras y señoras, el bueno de Goku y toda la pandilla llegan a la consola híbrida de Nintendo y lo hacen con todo…

Publicidad AiPublicidad Ai

Entrena a tope, aprieta los dientes y saca todo tu poder interior porque aterriza Dragon Ball Z: Kakarot en Nintendo Switch. Sí, señoras y señoras, el bueno de Goku y toda la pandilla llegan a la consola híbrida de Nintendo y lo hacen con todo el poderío de uno de los mejores juegos de esta licencia. Y lo cierto es que no es nuevo por partida doble: por un lado, ya tenemos grandes licencias de esta saga con Dragon Ball Super y el también afamado Dragon Ball FighterZ. Y por otro, sus versiones de sobremesa que nada tienen que envidiar a la de Switch. Juegos de gran calidad y que expanden el hermoso universo creado por el maestro Akira Toriyama.

Pero volviendo a lo que nos trae, Dragon Ball Z: Kakarot + el Despertar de un nuevo poder nos dará la posibilidad de conectar con la historia de Bola de Dragón. Conocer sus orígenes y personajes, además de dar la opción de jugar nuevas historias. Revivir toda la aventura de Dragon Ball Z con la notable conversión a la consola portátil de Nintendo y la posibilidad de épicos enfrentamientos en cualquier lugar y momento. ¿Se puede pedir más? Nintendo Switch hace posible tener en tus manos el juego que llegó a otras plataformas a principios de 2020 y lo hace de manera notable.

Nostalgia jugable

Pues sí, lo primero que hay que decir es que Dragon Ball Z: Kakarot + el Despertar de un nuevo poder es un título que enamorará a los más veteranos en el universo que propone esta saga. Cierto es que se han lanzado multitud de juegos basados en Dragon Ball y muchos de ellos con un gran resultado, pero tampoco hay que olvidar que Dragon Ball Z: Kakarot pone sobre el tapete las mejores virtudes más allá del encanto de las épicas batallas del manga y anime. Con este título, Dragon Ball Z: Kakarot pretende dar un paso más y trata de abrir otro abanico de opciones con dos elementos que triunfan últimamente en la industria: mundo abierto y el RPG.

Abrir ese nuevo mundo ha supuesto una eclosión de la saga, ya asentada hace varios años en los míticos juegos de combate. Ahora se abre todo un universo para los fans de la saga, que pese a no ser perfecto, sí podemos decir que este Dragon Ball es el más completo al que podemos asistir. Los chicos de Cyberconnect2 han dado todo aquello que demandaba la comunidad y su trabajo luce de manera notable en Nintendo Switch.

No vamos a descubrir nada nuevo en este análisis, una vez que ya vimos el funcionamiento del título en las consolas de sobremesa hace meses. Nos centraremos en sus puntos fuertes y débiles en la consola híbrida de Nintendo. Pero de una manera categórica, podemos llegar a estar de acuerdo que Dragon Ball Z: Kakarot es un fantástico trabajo si te lo quieres llevar a cualquier lado. Además, los jugadores tendrán una experiencia completa, ya que además del título original, la versión de Nintendo Switch trae un buen puñado de contenidos descargables, pudiendo empezar por la archiconocida historia de Dragon Ball Z.

Para ponernos en situación, te pondrás en la piel de los principales protagonistas desde que Raditz aterriza en la tierra para buscar a su hermano. Este gran argumento, de sobra conocido por los seguidores de este universo, sirve como pistoletazo de salida a una aventura que tiene un importante matiz: esta vez lo harás a tu forma. Como buena aventura de mundo abierto, el jugador toma el control e impone su ritmo a la historia. Todo ello bañado con su pizca de actividades, coleccionables, secundarias, exploración…un sandbox en toda regla. Con todos estos ingredientes iremos desbloqueando nuevas zonas y personajes, además de una buena cantidad de habilidades.

Combate, minipesca o cocina serán otras de las numerosas actividades que bañarán nuestra pantalla, todo enfocado a que el jugador expanda su experiencia mientras hacer crecer a su personaje en experiencia y poder. Un sueño al alcance de la mano de los jugadores más fanáticos de Dragon Ball y que supondrá un acicate para conocer las regiones y tramas que nos propone la historia. Todo ello contando bajo el prisma más fiel de la historia que ya es largo conocida. Eso sí, con un matiz, ahora nos hacer meternos de lleno porque nos sentimos más parte de ella. No sólo nos ponemos a los mandos cuando hay que enfrentarse a algún enemigo mientras avanzamos con cada victoria. Ahora viviremos momentos cotidianos que nos hará sentirnos parte de ella.

Todo muy bien ajustado a Nintendo Switch

Dragon Ball Z: Kakarot + el Despertar de un nuevo poder no dará herramientas suficientes para progresar a nuestro aire. Todo lo que podemos desbloquear y ganar en experiencia en el título tendrá su peso de manera específica. Que sea un juego de mundo abierto, no quiere decir que el ‘farmeo’ se haga de manera especial y será el propio título y la narrativa el que te vaya llevando de la mano para dar coherencia al arco argumental y sus momentos.

Es lógico que las muchísimas actividades que nos encontraremos nos reporten experiencia y puntos de habilidad, pero están bien pensadas para que nada se salga del guión de la historia. Además, hay que tener en cuenta que en ciertos momentos nos encontraremos con enemigos de segundo o tercer nivel, pero será con los principales cuando tendremos que desatar todo nuestro poder y destrezas para avanzar hasta el triunfo final.

En ese aspecto, Cyberconnect2 nos ofrece unos combates más estratégicos que técnicos. Si en los juegos tradicionales de combate primaba sobre todo la técnica, cuando te sientes con la Switch tendrás que tener una idea clara de la forma de vencer a tu oponente, teniendo que distinguir los momentos adecuados para un buen contraataque, lanzar Ki o saber defenderte cuerpo a cuerpo. Ni que decir tiene que ahora el espacio juega un mayor peso y esos gigantescos paisajes serán fundamentales para lograr vencer a tu adversario.  Nos ha encantado este aspecto y no han sido pocas las veces que jugar con el eje x e y nos ha salvado de muchos problemas. También hay que destacar que la inteligencia artificial cumple un buen papel y en las dificultades más altas nos ha parecido un verdadero reto muchos de los enfrentamientos más importantes.

Para hacer más llevadero todo ello, en esta ocasión contaremos con técnicas de apoyo, que no es más que una ayuda extra con tus compañeros cuando consigues una buena cadena de puntos o golpeos. Eso sí, ponen un punto de espectacularidad con el fenomenal trabajo hecho en lo artístico.

Hablando del buen trabajo en lo artístico, tampoco podemos desmerecer el trabajo realizado en lo técnico en la consola híbrida de Nintendo. Dragon Ball Z: Kakarot + el Despertar de un nuevo poder se mueve muy bien en la consola de Nintendo. No podemos decir más y seguro que lo mejor que podemos hacer a estas alturas. El buen trabajo en lo visual y lo acertado del estilo elegido de Cyberconnect2 le da la oportunidad de camuflar de debilidades lógicas y obvias con respecto a otras plataformas. En general el título se mueve de manera notable y aguanta de manera muy sólida los 30 fps, algo que nos parece fantástico. Quizá algún pico en ciertos momentos en lo que pueden verse más elementos en pantalla, pero algo nada destacable y totalmente pasajero que no empaña la experiencia para nada.

Algún recorte que otro cuando disfrutamos del juego en tierra, pero que lo suple a la perfección cuando surcamos los cielos de las diferentes regiones y nos disponemos a pelear contra cualquier enemigo. Las batallas en lo visual se mantienen fieles a lo que significa Dragon Ball y terminar victorioso una batalla nos dará un subidón de nostalgia a los más ‘viejos del lugar’. El cel-shading es una técnica que le viene genial a este Dragon Ball Z: Kakarot y a Nintendo Switch en general, con títulos sobresalientes ya en catálogo.

Y para terminar, pues que además de ser un título fantástico con una jugabilidad muy bien ajustada, mundo abierto, toda la carga de profundidad de la historia de Dragon Ball Z, tener ese toque RPG que tanto demandaba la comunidad…hay que sumarle una edición muy completa en Switch. La híbrida de Nintendo está viviendo grandes lanzamientos de este tipo y con la llegada de Dragon Ball Z: Kakarot + el Despertar de un nuevo tendremos un buen puñado de horas de calidad con contenido extra.

Hemos realizado este análisis en una Nintendo Switch gracias a un código digital que amablemente nos ha cedido Bandai Namco

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN