Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía Game

La fiebre por las cartas de Pokémon en Europa culmina en Londres

Jugadores de cartas Pokémon procedentes de todo el mundo se reunieron para luchar por la victoria en el Campeonato Internacional de Europa

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai

La fiebre por las cartas de Pokémon en Europa culmina en Londres.

La fiebre por las cartas de Pokémon en Europa culmina en Londres.

Jugadores de cartas Pokémon procedentes de todo el mundo se reunieron este fin de semana en Londres para luchar por la victoria en el Campeonato Internacional de Europa, el mayor evento presencial celebrado por la compañía nipona.

Con sus mazos de batalla, más de 2.600 personas acudieron para jugar al juego de cartas en el recinto ferial londinense ExCeL, donde este domingo se celebró la final de TCG (Juego de Cartas Coleccionables, por sus siglas en inglés).

En ella, el noruego Tord Reklev venció al estadounidense Isaiah Bradner, triunfo por el que obtuvo un premio de 25.000 dólares (unos 23.000 euros).

En esta jornada también se anunciaron las fechas en las que se celebrará el mundial del campeonato Pokémon, que este año acogerá Honolulu, la capital hawaiana, del 16 al 18 de agosto.

Entre participantes y espectadores, los 10.000 asistentes estimados en esta edición recorrieron las instalaciones donde se distribuyen las zonas de juego de las distintas modalidades de competición —cartas, consola, Pokémon Go y Pokémon Unite— y las áreas con actividades para entretener a público de todas las edades entre partida y partida.

El campeonato de cartas es el que aglutina a más cantidad de jugadores, con 2.605, de los cuales 141 son españoles, la cuarta nacionalidad más popular después de británicos, estadounidenses e italianos.

Uno de ellos es Antonio Ortega, que viajó el jueves desde Gran Canaria para competir en el torneo. Aunque no se clasificó para la final, también acudió a esta jornada para aprovechar el campeonato, en el que consideró que el nivel es muy elevado.

"Empecé coleccionando cartas y una vez ya me vi con una baraja hecha, decidí empezar a jugar, porque de pequeño también tenía, pero no les pillaba el truco", confesó a EFE.

Desde hace seis meses, sin embargo, decidió empezar a competir, lo que para él es un reto aún mayor por jugar con un mazo diferente al habitual, ya que, como explicó, la mayoría de los jugadores profesionales disponen de unas combinaciones predeterminadas sobre las que aplican ciertas variaciones para obtener la victoria.

Además de la final del juego de cartas, este domingo también se celebró la batalla definitiva del juego en consola entre maestros —mayores de 18 años—, donde el sueco Nils Dunlop se sobrepuso al estadounidense Tim Edwards.

A juicio de Víctor de Torres, competidor y presentador del pódcast temático Torre Quemada, la clave de que la franquicia siga funcionando después de casi tres décadas de historia reside en el enfoque en las nuevas generaciones y en el ámbito de lo local.

"Con sus videojuegos y los juegos de cartas permite que la curva de aprendizaje sea bastante baja y así la gente más joven o la gente nueva puede comprobar que cualquiera puede ser campeón Pokémon", dijo De Torres a EFE.

Así, la pasión por Pokémon va más allá del videojuego estrenado en 1996. Desde su aparición, multitudes de productos relacionados han salido a la venta y han alcanzado tanta o más popularidad que el juego de consola.

Las cartas son un ejemplo que acumula a fanáticos por todo el mundo, que con el fin de concursar viajan internacionalmente para acumular puntos que les permitan competir por el premio final.

No obstante, la competición no solo atrae a los participantes, sino también a espectadores y fanáticos de la saga de videojuegos.

Como ejemplo, el británico Bulbalight, su nombre de artista, quien reconoció a EFE que Pokémon forma "parte de su vida" desde que lo conoció con tan solo 7 años.

"Tengo una gran conexión con Pokémon; me ha ayudado a superar muchos obstáculos en mi vida, también a la hora de convertirme en artista", aseguró.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN