Andalucía

Una investigación revela que usar internet demasiado tiempo nos hace menos felices

Los resultados obtenidos muestran que los grupos tradicionalmente desfavorecidos tanto offline como online presentan un menor uso de internet

Publicidad Ai
  • Ordenador. -

Las personas que pasan mucho tiempo en internet muestran niveles de bienestar inferiores que aquellas que no están tanto tiempo conectadas a la red. Esta es la principal conclusión de una investigación realizada por las profesoras Ana Suárez Álvarez y María R. Vicente, ambas del Departamento de Economía Aplicada de la Universidad de Oviedo que acaba de ser publicada en la revista 'Applied Research in Quality of Life'.

Según ha explicado la institución académica en nota de prensa, el trabajo de ambas investigadoras da respuesta a dos preguntas. La primera sobre cómo influyen las características socioeconómicas y sociodemográficas de las personas en la intensidad de uso de internet. La segunda se refiere al impacto de la intensidad de uso de internet en el bienestar subjetivo de las personas.

Los resultados obtenidos muestran que los grupos tradicionalmente desfavorecidos tanto offline como online --personas mayores, con discapacidad, en situación de desempleo o con un nivel educativo bajo-- presentan un menor uso de internet.

Por otro lado, los análisis realizados permiten concluir que existe una relación "negativa y significativa" entre pasar tiempo en internet y el bienestar de las personas. "Una vez controlado por las características socioeconómicas, las personas que pasan mucho tiempo en internet muestran niveles de felicidad o bienestar inferiores que aquellas que no están tanto tiempo online", ha explicado María R. Vicente.

El trabajo, que tenía como objetivo examinar en profundidad el tiempo de uso de Internet, sus determinantes socioeconómicos y sus efectos sobre el bienestar de las personas, se llevó a cabo tomando como base datos de la Encuesta Social Europea (ESS). En concreto, las profesoras de la Universidad de Oviedo analizaron 21 países europeos durante el período desde 2016 hasta 2022.

Ahora que el uso de internet y su acceso está más generalizado, las investigadoras creen que "la atención debe centrarse en el análisis de la intensidad de su uso para descubrir nuevas disparidades digitales entre los distintos grupos sociodemográficos y comprender así las posibles repercusiones en el bienestar subjetivo de las personas".

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN