Publicidad Ai
Publicidad Ai

Cádiz

“En política de inmigración debe imperar cordura, equidad y respeto”

El eurodiputado del PP Juan Ignacio Zoido celebra el Pacto sobre Migración y Asilo, para el que ha jugado un papel esencial, tras diez años bloqueados

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Juan Ignacio Zoido, en el Parlamento Europeo. -

Esta semana, el Parlamento Europeo aprobó un pacto histórico en materia de control migratorio y asilo tras más de diez años de bloqueo. El eurodiputado Juan Ignacio Zoido ha destacado el papel del PP para sacar adelante los diez proyectos de ley que actualizan las normas en esta materia, celebra que el acuerdo “es equilibrado y duradero” y supone, además, un gran paso hacia una política migratoria europea justa con quienes necesita protección, firme con quienes no cumplen los requisitos y dura con los traficantes de seres humanos que ponen en peligro a personas vulnerable. Además, protege nuestras fronteras y previene amenazas a la seguridad de nuestros ciudadanos.

Ha costado, pero finalmente ha salido adelante el Pacto sobre Migración y Asilo...

–... después de una década de bloqueo. Es muy importante para regularizar la situación y se ha aprobado en el momento oportuno porque ahora mismo se está produciendo una presión migratoria como la de 2015. Ha habido que ceder todos un poco, pero habíamos trabajado los últimos cuatro años de forma silenciosa, buscando coherencia entre los cinco informes para que tuviera coherencia.

¿Ha habido presión o tensión entre los países miembros?

–Los países del sur tienen mucho que decir por la presión migratoria del Mediterráneo, pero hay que destacar que Italia, con Giorgia Meloni, ha sido impulsora del pacto, lo que demuestra que cuando se está en el Gobierno hay que demostrar seriedad y rigor por mucho que se diga en campaña electoral. También ha habido circunstancias que han posibilitado que se aceleraran las negociaciones como los asesinatos en Francia y Bélgica, o que el canciller alemán dijera que, contra la inmigración irregular, deportaciones masivas. Que el líder de los socialistas alemanes dijera eso, con un PSOE que no colaboraba con nosotros, empezaron a cambiar muchas cosas. Y, por último, la presión en la calle.

Las ONG denuncian que el pacto criminaliza la inmigración.

–No se trata de criminalizar la inmigración, se trata de que cuando los inmigrantes llegan a Europa, como sucede si se sale del espacio Schegen, se registren, se establezca un control mínimo, de dónde vienen, qué quiere, si viene porque necesitan trabajar o huyen de la violación de algunos derechos humanos en sus países. Se tiene que acreditar todo esto para reforzar la seguridad de las fronteras exteriores y las amenazas a la seguridad ciudadana y dirigir a estas personas a los procedimientos adecuados. Y si no tiene base legal para entrar en el territorio y estar en la frontera, el retorno, figura que ya se utilizaba, que se aplique, en la frontera, donde se ha detectado la entrada o donde se haya detectado tras burlar los controles de seguridad. Esto conlleva medidas sociales y económicas dentre de los países de origen y de tránsito y la UE tiene que comprometerse. 

La legislación no va contra los menores, cumple con los derechos fundamentales y humanos”

También critican la detención de menores.

–Esta legislación no va contra los menores, cumple con los estándares más altos de respeto de los derechos fundamentales y humanos. Tener a un menor en un centro de internamiento solo se contempla en caso de extrema peligrosidad y en su beneficio, para que no sufra la soledad de la tutela de la administración. Además, ¿no es preferible ver de quién es familiar este chico para que tenga reagrupamiento familiar o sea retornado a su país? Es una exageración, igual que hace la ultraderecha, utilizando la inmigración y advirtiendo de un efecto llamada, que es precisamente lo que se produce ahora. Las ONG tienen su cauce para actuar y acuerdos con los estados miembros, financiación, y participan en la llegada de inmigrantes, pero no pueden ser los únicos, deben intervenir Salvamento Marítimo y Policía.

En cualquier caso, siempre hay riesgo de instrumentalizar la inmigración.

–La inmigración se está usando como pretexto cuando se produce un incremento de delitos, se dice que destruye nuestro modelo de vida. Mire, Rusia, como China, primera potencia en África usa la inmigración para desestabilizar y es experta en la generación de noticias falsas y movilizar sociedades para atacar los pilares básicos de la convivencia. Esto favorece a la extrema derecha y a la extrema izquierda, que han votado en contra de este pacto, por cierto. Por eso debe imperar la cordura, la equidad y el respeto. PSOE y PP nos hemos puesto de acuerdo por la experiencia de gobierno. 

La instrumentalización de la inmigración favorece solo a extrema derecha y extrema izquierda”

¿Le parece bien que el pacto contemple la reubicación de hasta 30.000 personas al año?

–Hay quen lo aplaude y quien lo critica. Pero si la situación se desborda, hay que garantizar el equilibrio que se consigue con la responsabilidad y la solidaridad. Es la única forma de que se alivie la presión en los países que reciben mayor número de inmigrantes.

¿Funcionan los acuerdos con terceros países?

–Hay socios para la UE prioritarios como Marruecos o Argelia por su ubicación al norte de África, y hay otros tratados, algunos con carácter preferente, porque son necesarios. Si no existiera Marruecos, por ejemplo, habría que inventarlo porque ayuda una barbaridad en la lucha contra el terrorismo, el narcotráfico y el crimen organizado. Y dicho acuerdos no solo conllevan una parte económica, de financiación para todo esto, también hay garantías sociales para cuidar y velar por la inmigración, para evitar que personas salgan al mar en plataformas que no tienen navegabilidad, de noche, desde la misma orilla.

Pero, ¿considera que en algunos de esos terceros países, como Marruecos, la actuación para controlar la inmigración no es a veces desproporcionada, como se ha visto en Ceuta y Melilla?

–Hay que ser respetuosos en las relaciones bilaterales con los terceros países porque la actitud de prepotencia genera desconfianza. Políticamente hay que tratar estos temas, eso sí. Lo que pasa, y no quiero entrar en estas cuestiones, es que lo que ha conseguido Pedro Sánchez es cabrear al mismo tiempo a argelinos y marroquíes. Es de nota. Y ha cambiado el planteamietno del Sáhara con una carta redactada hasta con faltas de ortografía. Y lo peor es que ni siquiera ha consultado con la oposición.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN