Publicidad Ai
Publicidad Ai

Chiclana

Un Lunes Santo que se antoja histórico en Chiclana

Amanece otro día veraniego en Chiclana, aún con la resaca del Domingo de Ramos y con muchos momentos inolvidables todavía por asimilar

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Lunes Santo Chiclana -

Amanece otro día veraniego en Chiclana, aún con la resaca del Domingo de Ramos y con muchos momentos inolvidables todavía por asimilar, llega una jornada que sin duda será histórica. Por una parte, porque la hermandad de Humildad y Paciencia volverá a procesionar por las calles después de varios años, desde el 2019, debido a dos años de pandemia y uno de lluvia. Y, por otra parte, porque la Cofradía del Santísimo Cristo del Perdón finalmente verá su sueño hecho realidad, hacer estación de penitencia como hermandad y procesionar por las calles del centro de la localidad.

En San Telmo, comenzaba a las 11:00 la misa de Hermandad con la imposición de veneras. Muchos eran los hermanos, en su mayoría jóvenes, que se les fue impuesta su venera en el día en que sus Titulares salían a la calle. Tras la misa, la Iglesia de San Telmo estaba abarrotada, muchos eran los fieles y devotos que se acercaron a ver al Señor de la Humildad y Paciencia y a la Virgen de las Lágrimas y Esperanza antes de la salida de por la tarde. Se cuidaba cada detalle, se preparaban insignias, banderas, los últimos retoques a os pasos… Todo preparado en la Parroquia de la Santísima Trinidad para que por fin se reparta Humildad y Esperanza por Chiclana, a partir de las 18:30 de la tarde, y hasta las 00:30 de la ya madrugada del Martes Santo.

En la Iglesia Mayor de San Juan Bautista se respiraba un ambiente asombroso, en las caras de los miembros de su Hermandad se podía ver la satisfacción de ver por fin a su Titular el Santísimo Cristo del Perdón en la calle. Este año no hay lluvia que lo impida, por fin se hará historia en Chiclana. Lo que a las 17:30 va a ocurrir en la Plaza Mayor quedará para los anales de la historia, y es que la primera salida de una Cofradía en Semana Santa no es cualquier cosa, estamos hablando de más de diez años de trabajo, esfuerzo, y prohibiciones, que hoy se ven recompensados con su primera estación de penitencia. El paso del Cristo del Perdón estaba maravillosamente preparado par por la tarde, sin faltarle un detalle, y listo para “perdonar” al pueblo de Chiclana.

Todo listo para un nuevos Lunes Santo, el pueblo se prepara para ver al Señor Humilde y Paciente, esperando para ser crucificado, al igual que para ver a su bendita Madre de las Lágrimas y Esperanza, un palio que ya sólo verlo es un espectáculo. Y, por supuesto, Chiclana se prepara para recibir en la Semana Santa a un Cristo crucificado, una imagen increíble en cuanto a imaginería se refiere, y a una Cofradía en la calle que seguramente nos va a sorprender desde la Cruz de Guía hasta el último músico de la banda.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN