Publicidad Ai
Publicidad Ai

Chipiona

"Hay un gran equipo para asegurar que la feria vuelva a ser un éxito"

Luis Mario Aparcero, alcalde de Chipiona, afronta con ilusión la que será la tercera edición de una fiesta que él mismo promovió

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Luis Mario Aparcero, alcalde de Chipiona -

Apenas ha dado tiempo a digerir todo lo sucedido en la Semana Santa más atípica que se recuerda, aunque desde el pueblo de Chipiona aceleran los preparativos para poner todo a punto de cara a la próxima gran cita que comienza a asomar: la celebración de la tercera edición de la Feria del Moscatel, una feria tempranera que, desde su nacimiento en el año 2022, ha conseguido apretujarse en el calendario hasta conseguir hacerse un hueco a la cabeza como la primera feria en celebrarse de toda Andalucía. “Pero no es porque queríamos que fuese la primera”, aclara Luis Mario Aparcero, alcalde de Chipiona. “Es la única fecha que teníamos. Tenemos un montón de empresas que se dedican al tema de las atracciones que están libres, las casetas, también de instalación que se van distribuyendo por distintos municipios. Además, si avanzamos hacia adelante coincidimos con la feria del Pinar, que era uno de los motivos por los que Chipiona no ha tenido feria en su historia. Me he llevado 30 años luchando para que Chipiona tuviese una feria. Todos los municipios tienen una. Me parecía que eso se podía conseguir y, cuando la pusimos en marcha, el éxito fue rotundo. Y lo que supone para la economía de la ciudad. Es un ingreso importante que se introduce en el seno económico de la ciudad. Nos faltaba ese momento”, explica. No obstante, ante el crecimiento meteórico que ha experimentado la fiesta desde su edición de estreno y el poso que ha cogido, no cierra la puerta al planteamiento de un cambio de fecha para aliviar el tiempo de preparación en unos días tan frenéticos que debe compartir con la Semana Santa. “Cuando cumplamos muchos años y veamos que nuestra feria se puede hacer un poco más adelante, ¿por qué no? Lo que no puede coincidir es con la de localidades vecinas como Sanlúcar, Jerez o Rota”. Esa cuestión volverá a salir a la luz en un futuro quizás no tan lejano, aunque en lo relativo a la estricta actualidad, continúa avanzando la última fase para la esperada puesta a punto de una feria que, al abrir la veda de todas las demás, promete recibir miles de visitas. También de Mairena del Alcor, a la que estará dedicada la tercera edición de la Feria del Moscatel como forma de reconocimiento a su antigüedad y, a su vez, de lanzar un mensaje de fraternidad entre dos pueblos unidos por la feria. “Chipiona es una ciudad hospitalaria y acogedora”, afirma Aparcero. “El alcalde de Mairena asistirá con parte del equipo de gobierno a la inauguración y creo que es una manera de hermanarnos. Esperemos que todo sea amable y que venga cuanta más gente mejor. Aquí los acogeremos para que prueben nuestro moscatel de Chipiona, nuestros vinos y gastronomía, y formen parte de nuestro ambiente de diversión y convivencia”.

Un ambiente de convivencia en armonía es lo que todos, también Luis Mario Aparcero, esperan de cara a esta nueva edición de la Feria del Moscatel. Todas las partes implicadas desempeñarán una función vital para asegurar un funcionamiento correcto. “Los servicios de limpieza van a estar previstos a través de la empresa municipal Caepionis. Van a haber vehículos y personal diariamente limpiando, también la UTE, los servicios de jardinería y todas las delegaciones. Hay un gran equipo para asegurar que la feria vuelva a ser un éxito”, afirma el alcalde de Chipiona. Un equipo del que también forma parte la seguridad para frenar cualquier posible altercado que se pueda producir en un evento tan masificado como es una feria. “Confío en la población de Chipiona que, por su trayectoria e historia, no crea grandes conflictos. Indudablemente siempre los hay, pero en la reunión que mantuvimos desde el Consejo Local de Seguridad se nos aseguró que vamos a tener mayor presencia de Guardia Civil. Policía Local hay, curiosamente su emplazamiento está en todo el Real. Quizás en algún momento no tengamos el turno correspondiente para atender a algunas cuestiones fuera del recinto. También estarán presentes los sanitarios y ambulancias, el servicio de bomberos y alguna empresa de seguridad que los caseteros van a tener para controlar el aforo. Es una avenida pequeña, no es un recinto grandísimo. Creo que podemos pasar estos días con seguridad si todos hacemos lo que tenemos que hacer”, asegura Aparcero. La meteorología, por otro lado, también se espera que pondrá de su parte: las previsiones apuntan a un tiempo apacible, una vez finalizadas las lluvias torrenciales y las fuertes rachas de viento que azotaron a la localidad frustrando una de las Semanas Santas más atípicas que se recuerdan. “Son bastante positivas”, dice Aparcero. “Esperemos poder compartir con alegría estos momentos de sana diversión, que también crean empleo y riqueza en la localidad”, añade.

Unos de los grandes beneficiarios de una economía boyante como es la que crea un entorno en auge como es la Feria del Moscatel de Chipiona son las casetas, que formarán un amplio entramado en el que el disfrute para atender a la demanda de todo tipo de públicos estará asegurado. “Esperemos que la gente se lo pase bien, que los empresarios hagan buena caja, y que Chipiona se llene de vida y contenido en un mes que, normalmente, después de la Semana Santa no hay nada”, finaliza Aparcero.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN