Barbate

Rodríguez: “Apelo al alcalde de Barbate a que reconsidere la salida de la Mancomunidad”

Javier Rodríguez Cabeza, presidente de la Mancomunidad de la Janda, habla sobre sus proyectos para dotar de contenidos a la Mancomunidad de La Janda

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Javier Rodríguez Cabeza.
  • "A la Mancomunidad de Municipios de la comarca de La Janda le falta contenido y para eso estoy aquí"
  • "Es todo un honor coger el testigo de Tamayo, persona con la que cuento con su total apoyo y al que tengo una gran admiración"

Esta semana volvemos a hablar con Javier Rodríguez Cabeza, pero no como portavoz del PSOE de Barbate sino como presidente de la Mancomunidad de Municipios de La Janda… ¿Cómo fue el proceso y cómo te propusieron ese cargo?

Como presidente de la Mancomunidad siempre he estado a plena disposición no solo verbalmente, sino por escrito con una carta que le envié hace apenas un mes a todos los alcaldes. Y con todos he hablado menos con Miguel Molina. Más no puedo hacer. Le pido que recapacite, no ya a nivel personal, sino

–Realmente me lo propusieron a través de la dirección provincial del partido, a través de la persona de mi secretario general en Cádiz, Juan Carlos Ruiz Boix. Fue a finales de verano, tras la investidura en los municipios y tras la investidura en la Diputación. Ahí se empezó a entablar conversaciones con los diferentes grupos políticos con representación en las diferentes mancomunidades de municipios. También vimos que la Mancomunidad del Campo de Gibraltar se iba a perder por cuestiones políticas por el acuerdo en la Diputación de PP y La Línea 100x100, por lo que se profundizó en tratar de alcanzar un acuerdo con Izquierda Unida. En mi caso, me lo propusieron desde un primer momento aunque no había una seguridad de que fuese posible porque IU tenía otras opciones y que afectaban también a otras mancomunidades como La Sierra, con efectos colaterales en La Janda a pesar de que el PSOE es el grupo mayoritario con 20 concejales, seguido del PP con diez. Por eso entendíamos que teníamos que liderar ese proyecto y pensaron en mi persona para ello. Esa propuesta se debatió con el resto de compañeros de la Janda y la sometí a votación aquí en la asamblea del PSOE de Barbate. Al final obtuve un respaldo unánime y por eso me decidí a dar el paso.

¿Con los compañeros del PSOE de la Janda, qué tal?

–Antes de trasladarme la propuesta, Ruiz Boix tocó a otros líderes del PSOE de la comarca y todos estimaron que Barbate era quien debía ostentar la presidencia de la Mancomunidad.

A pesar de ello, ha sido necesario cerrar un pacto con IU que no era nada fácil con la Sierra y lo ocurrido en Medina de por medio, ¿no?

– Correcto. Además, voy a ser sincero. Es cierto que IU ha supeditado el pacto en la Janda al de la Sierra. Pero tenemos un acuerdo de gobernabilidad que era lo importante y al final se ha respetado aquí que la presidencia recaiga en el PSOE durante los cuatro años con un vicepresidente de IU, Francisco Guerrero (de Conil) con el que estoy encantado. Y es que pienso que lo importante son las personas y no tanto las siglas políticas porque a veces los partidos metemos la pata, con todo el respeto hacia mi partido y al resto. Guerrero lleva el Área de Memoria Democrática y ejercerá de presidente cuando yo no esté. Pero esto ha costado. Han sido muchos tiras y aflojas como en cualquier negociación. Lo que sí es cierto es que a la presidencia también quería llegar otros partidos como la propia Izquierda Unida, con quien hasta el último día no teníamos cerrado el pacto, solo un acuerdo verbal. Además de IU también ha querido coger la presidencia otras formaciones como AxSí con el alcalde de Barbate, Miguel Molina, tal y como me han confirmado desde Medina y desde la formación de Siempre. Ellos contaban con el apoyo del PP (entre ambos suman 20 concejales) y buscaban también el apoyo necesario de IU y de Siempre. Algo que es muy legítimo, que quede claro, pero que quiero que también se sepa.

Una pregunta…, desde el PP de Conil dicen que Francisco Guerrero cuenta con un sueldo, algo que IU niega…

     –No cobra, ni hay ninguna propuesta para que tenga asignación monetaria. Lo hace forma altruista. Así lo veremos y se comprobará en el pleno de organización que se celebrará el lunes en Alcalá, aunque la idea era celebrarlo en Barbate. Mi intención era celebrarlo en Barbate porque yo soy de Barbate y porque quiero que haya proximidad con los vecinos y vecinas de toda la comarca. Mi ruta es que todos los municipios acojan un pleno y este primero quería que fuese en Barbate por el cariño y porque soy de aquí. En un primer momento se me trasladó que no había ningún problema, pero por problemas técnicos y de agenda se nos ha denegado de forma posterior, así que me lo tuve que llevar a Alcalá. Y claro, quiero pensar que se trata de problemas técnicos y no por una cuestión personal del alcalde contra mi persona porque, reitero, los problemas personales debemos dejarlos a un lado y remar todos por nuestro municipio y por la comarca.

La Mancomunidad necesita un impulso, sobre todo en darla a conocer y en acercarla a la ciudadanía. Creo que en los últimos años su influencia o el conocimiento de su gestión, se ha ido diluyendo un poco…

–Coincido contigo totalmente. De hecho hay que recordar que con anterioridad gestionaba incluso un servicio de recogida de basura. Soy autocrítico y antes de asumir el cargo, mi propuesta era que iba a trabajar de forma exclusiva para la Mancomunidad pero con la responsabilidad que conlleva. Lo tengo muy claro, en el momento que no sea útil, doy un paso a un lado. Mi propuesta era valiente, es decir, le trasladé al partido que yo iba a tomar decisiones porque la Mancomunidad de La Janda necesitaba una regeneración política e institucional porque hay que dotarla de contenidos.

¿Qué servicios presta actualmente?

–Hay servicios mancomunados como el Centro Información de la Mujer, cuya labor es encomiable y por ello hemos renovado el convenio cuatro años más. Está el tema del Empleo y Formación, además de líneas culturales, turísticas, de memoria democrática y acciones gastronómicas. Pero hay unas cuestiones fundamentales. Es necesario que los alcaldes y alcaldesas crean en la Mancomunidad. Luego se debe visualizar todo el trabajo que se realiza, algo que trato de lograrlo a través de todos los medios de comunicación y asistiendo a todos los actos. En este sentido, un familiar me dijo que si iba a ser el presidente del Hospital de La Janda (risas)… hasta ahí llega el desconocimiento sobre la entidad. Sé el condicionamiento al que me enfrento. Y luego hay que darle contenido de servicios públicos mancomunados de los que se beneficien los ayuntamientos.

Javier Rodríguez Cabeza.

¿Qué otros servicios mancomunados se pueden dar? ¿Es posible volver a ofrecer un servicio de RRSU (recogida de residuos sólidos urbanos)?

–Lo primero que he hecho es tener un diagnóstico de la situación. Debo decir que nada tienen que ver las necesidades de Conil o Barbate, con las de San José del Valle. Aún así, hay dos propuestas que les he realizado a los regidores, además de las citadas anteriormente que se seguirán trabajando e impulsando. Pero ya les hemos trasladado una propuesta de convenio interadministrativo ante la carencia de policías locales en algunos municipios. La idea es que cuando haya cuestiones extraordinarias se compartan los agentes y los voluntarios de Protección Civil para refuerzo y siempre bajo el amparo jurídico de un convenio. Y por otro lado, como ocurre en Barbate donde no está al corriente de la Seguridad Social y con sus obligaciones tributarias, o como ocurre en otros que no cuentan con capacidad técnica, pues les he propuesto un convenio para que la Mancomunidad gestione las subvenciones y ayudas públicas a las que dichos municipios quieran acogerse. Por último, he propuesto dar un paso hacia adelante… ser valientes y buscar la eficiencia, la excelencia y el ahorro en las arcas municipales. Y es que si mancomunamos servicios públicos como el de la basura, reciclaje, parque y jardines o control animal, el ahorro rondará el 20 por ciento. Esto conlleva tiempo pero también la voluntad de los municipios para adherirse previamente a un estudio sobre la repercusión de tener dichos servicios mancomunados. La idea es que los ayuntamientos se ahorren dinero para poder invertirlo en otras cuestiones. Es decir, que la Mancomunidad sea aún más útil.

¿Qué otros proyectos tiene en mente?

–Mi primer objetivo es la unión, el respeto, la lealtad de los ayuntamientos para con la Mancomunidad. Lo dije en el pleno del Ayuntamiento de Barbate en el que se aprobó la salida del municipio de la Mancomunidad. Lo dije como portavoz del PSOE. Lo dije una vez y no lo voy a repetir más, pero yo no tendría ningún problema en dar un paso a un lado siempre y cuando Barbate no se salga de un ente que ha invertido en un año 800.000 euros por una aportación de 93.000 que es lo que debe poner el Consistorio y que dicho sea de paso, no ha pagado. Sinceramente creo que es una decisión unilateral basada en una cuestión personal y apelo al alcalde a que reconsidere esa postura, incluso si para ello tengo que dar un paso a un lado.

¿Qué significa dar un paso a un lado?

–Pues que incluso si tengo que dejar la presidencia por ello, lo haría. Aunque haya gente que no lo comparta, creo que Barbate debe estar por encima de todo. Eso sí, sería para que entre otro compañero o compañera que vele por los intereses de todos y cada uno de los municipios. Hace falta voluntad y creer en la Mancomunidad. Y es que unidos podemos hacer muchas más cosas y somos más fuertes.

Esa es la filosofía del origen de la Mancomunidad…

–Efectivamente. Y hay que recordar que quien la constituyó y fue su primer presidente fue Francisco Tamayo, exalcalde de Barbate y con el que tengo un gran apoyo.

Antes de hablar de quienes quieren salir, hablemos de los que quieren entrar: Vejer y Zahara de los Atunes.

–Vejer va muy adelantado. Su pleno aprobó la adhesión en septiembre. Ya tenemos el certificado del mismo y la intención es convocar una Junta General antes de que finalice el año con el fin de llevar a cabo esa votación. Luego se iniciará un proceso en el que cada ayuntamiento tendrá que publicar dicho acuerdo con el objetivo de que en 2024 ya tengamos el proceso culminado. Y Zahara de los Atunes también ha iniciado el proceso para adherirse aunque el acuerdo de su Junta Vecinal deberá ser ratificado y aprobado en el Pleno de Barbate, al que pedimos sensibilidad. Y claro, si dicho Ayuntamiento se sale, la ELA no podrá entrar en la Mancomunidad. Una pena, pero una realidad.

Paterna y Conil también querían salirse de la comunidad… ¿le han comentado algo?

–En realidad todo lo que hay son rumores. Institucionalmente no me han insinuado que quieran salirse y he hablado tanto con la alcaldesa de Conil como con el alcalde de Paterna. A priori no tengo noticia de ningún ayuntamiento que quiera salirse, más allá del mío, el de Barbate. Como presidente respetaré cada decisión, pero eso no quiere decir que la comparta.

En el pleno de Barbate se ha votado salirse de la Mancomunidad… Imagino que no estarás de acuerdo y… ¿temes que al final se lleve a cabo esa salida?

–Temer no temo. Si se sale pues lo respeto, pero no lo comparto. Lo cierto es que ni ellos mismos (AxSÍ y PP) saben lo que llevaron. Llevaron una moción política que no está dentro del Ordenamiento Jurídico para una retirada de una Mancomunidad. Para salirse debe iniciar un procedimiento técnico con los informes preceptivos tanto jurídicos como de intervención, además de un informe propuesta que es el que se debe llevar a pleno. Eso está por hacer y requiere tiempo. Y una vez que se apruebe, hay que publicarlo en el BOJA un mes, con un periodo de alegaciones, para volver al pleno y publicarlo. Además, debe ser llevado a la Junta General de la Mancomunidad, que deberá ratificarlo… y luego está la creación de una comisión liquidadora y ahí es donde hay un problema. Barbate mantiene una deuda cercana a los 700.000 euros y que tarde o temprano tendrá que pagar al ser una deuda solidaria por la prestación de un servicio público. En definitiva, temer no temo nada. En el momento que Barbate se salga (aunque habrá alguna modificación de los estatutos), pues los concejales nos tendremos que ir y cesará el presidente, en este caso yo. Sí tengo que decir que he tenido contactos con Ana Moreno (PP) y con su presidente provincial, Bruno García, quien me ha comentado que va a reflexionar sobre ello. Lo que más coraje me ha dado no es la salida en sí. De hecho si nos hubiéramos sentado todos, podríamos estar más o menos de acuerdo con los datos encima de la mesa. Lo que más me duele es que no me han dejado expresarme institucionalmente al alcalde y a la primera teniente de alcalde para mostrarle la inquietud, los datos, las ganas y lo que Barbate podría ganar con su permanencia.

Cuando estabas en AxSí y como primer teniente de Alcalde de Barbate, dijiste que la Mancomunidad era una institución obsoleta…

–Lo he dicho también ahora. A la Mancomunidad le falta contenido y para eso estoy aquí. Además, soy de Barbate y ya me han dejado caer otros alcaldes que estoy trayendo demasiadas actuaciones a mi pueblo. En cuanto a los contenidos, creo que eso podemos cambiarlo. La voluntad es mejorarla….

¿Tiene usted voluntad para sentarte con el alcalde de Barbate?

–Claro. He tenido reuniones presenciales o telefónicas con todos los alcaldes para que me trasladen sus necesidades. El único que no me responde es el alcalde de Barbate, a quien  le he trasladado todo lo que vamos a hacer institucionalmente en su localidad. Yo me debo a la institución y a la lealtad institucional entre todas las administraciones.

¿No cree que ha llegado ya el momento de olvidarse del pasado y centrarse en el futuro?

–Más no puedo hacer. Algunos compañeros y compañeras de mi partido me dicen que soy muy permisivo, pero siempre he sido así y así seré hasta que concluya mi carrera política. No voy a entrar en la crispación, en el insulto o en el menosprecio a ningún concejal sea del partido que sea. Siempre actuaré dentro del debate político, no más allá…

No hablo del debate político, sino de dejar atrás algo que parece más unas rencillas personales entre usted y el alcalde de Barbate.

–Como presidente de la Mancomunidad siempre he estado a plena disposición no solo verbalmente, sino por escrito con una carta que le envié hace apenas un mes a todos los alcaldes. Y con todos he hablado menos con Miguel Molina. Más no puedo hacer. Le pido que recapacite, no ya a nivel personal, sino a nivel institucional porque se están mezclando cuestiones que van más allá de lo personal.

Si le digo que a Barbate no le merece la pena estar en la Mancomunidad, ¿qué me contesta?

–Ochocientos mil euros en 2023 en líneas de acciones turísticas, en temas gastronómicos, en temas culturales, presentaciones de libro, temas de memoria democrática. Actualmente estamos con dos cursos, uno ya iniciado y otro que dará comienzo la semana que viene (acto al que espero que asista el alcalde o algún otro concejal). A ello se uno un plan de empleo ya aprobado. Y como decía, Barbate no está al corriente de la Seguridad Social y no puede acogerse a líneas de ayuda y subvenciones, pero a las que sí tendría acceso a través de la Mancomunidad. Yo si fuera alcalde, utilizaría la Mancomunidad para traer esas ayudas y las vendería como propias. Así lo entiendo yo. Pero sigo a disposición para ello aunque me caigan palos.

Coge usted el testigo de Francisco Tamayo, que hasta ahora era el único barbateño que ha presidido la Mancomunidad… Todo un honor, ¿no?

–Pues sí, la verdad es que sí, es todo un honor coger el testigo de Tamayo, persona con la que cuento con su total apoyo y al que tengo una gran admiración. Y por otro lado es un honor porque soy de Barbate. A mí me enorgullece que tengamos dos diputadas provinciales como Mari Loli Varo y Ana Moreno. Es bueno que ocupemos cargos desde los que se puedan ayudar también a nuestro pueblo. Y también se corre el riesgo de si mi gestión no es efectiva, puedo pagar los platos rotos en los próximos comicios municipales. Es un reto que puede salir bien o mal.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN