Publicidad Ai
Publicidad Ai

Córdoba

Una cata de aceite y una visita a la Mezquita abren la reunión de ministros de la UE

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, preside este encuentro

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Los ministros de Agricultura de la UE posan ante la Mezquita. -

Los ministros de Agricultura de la Unión Europea (UE) han comenzado este domingo la reunión informal de la Presidencia española de manera distendida y relajada con una cata de aceite de oliva extra y una visita a la Mezquita-Catedral, a través del espectáculo de luz y sonido 'El alma de Córdoba'.

La anunciada presencia de una protesta de la plataforma 'nosplantamos.org', donde Ecologistas en Acción y una veintena de organizaciones reclaman un modelo alimentario ambientalmente sostenible y socialmente justo, se vio reducida a una pequeña concentración que, una vez fuera del alcance de los oídos de los ministros, se convirtió en batucada.

El primer acto de los mandatarios europeos consistió en una cata de aceite virgen extra en la capilla del Palacio de Congresos, datada en el siglo XVI.

Aunque en principio el equipo de Planas había barajado llevar a las delegaciones europeas a conocer una almazara, se ha optado por acercar el producto mediante esta fórmula, presentada como una “sesión divulgativa sobre el aceite de oliva virgen extra, alimento esencial de la dieta mediterránea”.

Después, en una zona acordonada por la Policía, la comitiva se dirigió a pie, apenas un minuto de paseo desde el Palacio de Congresos, obra de Hernán Ruiz el Viejo, entre 1513 y 1516, a la Mezquita-Catedral, a cuyo Patio de los Naranjos accedieron, bajo una leve lluvia, por la Puerta de los Deanes.

Primero llegó Planas y fue recibido por el deán presidente del Cabildo Catedral de Córdoba, Joaquín Alberto Nieva García, con el que departió unos minutos, mientras llegaban el resto de los asistentes desde la cata.

Un error de protocolo hizo que el deán presidente acompañase al ministro a esa posición de saludo, delante separan las naves de la Mezquita y el Patio de los Naranjos, ya sin lluvia, por lo que tuvo que retirarse ante la llegada del resto de los ministros de Agricultura de la UE y demás asistentes a la cumbre europea.

Luis Planas fue recibiendo a cada uno de ellos en inglés o francés. “Welcome, again”, se le oyó decir en unos de los casos, ya que el titular español de Agricultura ya les había saludado a la entrada del Palacio de Congresos como una hora antes.

Al final, se dirigió a los periodistas en español: "Este señor es de Lleida, del porcino. Es el representante de las cooperativas europeas", dijo cuando otro de los sonrientes integrantes de la reunión le estrechaba la mano.

Después, llegó la foto de familia, la primera, fuera de programa, ya que la 'oficial' está convocada para el día de la presencia del comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Janusz Wojciechowski, cuando el martes se aborde el debate del documento de trabajo presentado por la Presidencia española sobre 'Las nuevas tecnologías para una agricultura más sostenible y resiliente'.

Con los ministros y principales asistentes a la cumbre europea de Agricultura ya dentro de la Mezquita-Catedral, a la que ingresaron por la Puerta de las Palmas, llegó al Patio de los Naranjos un segundo grupo, lo que a efectos de la seguridad de la reunión es la "comitiva de segundo nivel".

Muy a lo lejos resonaba la batucada de protesta porque "estamos cansadas, nos queremos plantar, el sistema agroalimentario no funciona, queremos uno justo y sostenible, estamos aquí por la soberanía alimentaria", tal como dijo a los concentrados Helena Saracho, del Ecomercado de Córdoba.

O como uno de los integrantes de los colectivos participantes le dijo a un curioso que le preguntó el motivo de la manifestación: "Para que las subvenciones de la Unión Europea no vayan a las marquesas y lleguen a los agricultores y ganaderos". 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN