image_pdfimage_print

Con «muy buenas sensaciones» y la previsión de superar la cifra récord de asistencia de 2018, Madrid Games Week cierra este domingo las puertas de una séptima edición caracterizada por la ampliación y mejora de sus instalaciones y también por una mayor visibilidad internacional de los desarrolladores españoles.

«Somos muy optimistas», ha señalado a Efe José María Moreno, director general de la Asociación Española de Videojuegos (AEVI), organizadora del evento que superará «probablemente» los 136.2000 asistentes del pasado año, con «mucha gente» de fuera de la región, sobre todo de Castilla y León y de Castilla-La Mancha.

Ante estos resultados, la idea pasa por «seguir creciendo» tras haber ampliado ya su capacidad en 2019 cerca de un 15 %, hasta los 50.000 metros cuadrados, con cuatro pabellones de IFEMA dedicados a esta industria cultural.

Según Moreno, en Madrid Games Week 2019 se ha visto una mayor presencia de proyectos de realidad virtual y un crecimiento de los e-sports, «con más competiciones equipos, jugadores y aficionados que nunca».

A la espera de un 2020 «muy potente» con la aparición de nuevas consolas, ha destacado asimismo de esta edición la mayor presencia de desarrolladores y estudios españoles, sobre todo en las reuniones del área de inversores, muchos de ellos internacionales.

«Se han llevado una impresión superpositiva de España, especialmente de mejora de la calidad en los dos último años», ha destacado el director de AEVI al hilo de lanzamientos nacionales que fueron recientes números 1, como el sevillano «Blasplemous».

La de los desarrolladores es una de las «asignaturas pendientes» de España, ha reconocido Moreno, en contraste con el de la facturación, donde España se erige como la novena potencia mundial con 1.540 millones de euros recaudados, un 13 % más que en el ejercicio anterior (por encima de la media europea) y «casi el doble de lo que facturan juntas el cine y la música».

«Esta ha sido una industria muy desconocida en el pasado, vinculada sobre todo al mundo de los niños, pero estamos haciendo un gran trabajo para explicar que somos cultura y que acogemos profesionales por ejemplo del cine, la literatura o la música», ha reivindicado.

Por todo ello, AEVI ha reclamado «un apoyo más sólido» de la clase política, contento en cualquier caso con el respaldo cada vez mayor que las distintas administraciones les están proporcionando año tras año.

En 2019 por primera vez han contado con «un pequeño apoyo» del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid y la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, fue la responsable de la inauguración de la feria.