image_pdfimage_print

La página web https://haveibeenpwned.com/ permite comprobar si estamos afectados y si nuestras contraseñas han sido filtradas alguna vez en internet. Serra explica que cualquier persona que tenga al menos una contraseña en línea puede ser víctima de chantaje.

Periódicamente los ciberdelincuentes filtran millones de contraseñas en internet. Redes tan populares como Dropbox, Adobe, LinkedIn, Tumblr, Baddoo, Gmail, Twitter o PlayStation han sido víctimas de robos de información de usuarios en los últimos años.

Uno de los casos más sonados se produjo en 2015 cuando se revelaron más de 35 millones de contraseñas de la red Ashley Madison, que ponía en contacto a personas que ya tenían pareja.

La red social Adult Friend Finder fue pirateada hace un par de años y puso al descubierto datos personales de más de 339 millones de cuentas. A finales de 2017, la empresa de ciberinteligencia española 4iQ encontró en la web oscura 1.400 millones de contraseñas robadas, lo que se convertía en la mayor filtración ocurrida hasta entonces.

A pesar de estos casos, Serra explica que nunca se ha detenido a nadie por un chantaje de contraseñas.