image_pdfimage_print

Independientemente de su tamaño, sector o nivel de ciberseguridad, todas las empresas están amenazadas, en mayor o menor medida. Todas las compañías han sido hackeadas. La diferencia es que algunas lo saben, y otras no

Para Pedro Pablo Pérez, CEO de Eleven Paths (Unidad de Ciberseguridad de Telefónica), “la resilencia, entendida como la capacidad de preparar, proteger, detectar, responder y recuperarlos activos digitales se ha convertido en el nuevo paradigma de la ciberseguridad y en la clave para asegurar los activos digitales”.

Javier Candau, Jefe de Ciberseguridad del Centro Criptológico Nacional del CNI, destacó “la ciberseguridad es un reto prioritario, que exige un compromiso constante ante la evolución tecnológica y la creciente sofisticación de los ciberataques”.

Estas afirmaciones, unidas al aumento de los ataques a aplicaciones cloud en un 65% en el primer trimestre de 2019, nos lleva a cuestionarnos lo siguiente: ¿Son las empresas conscientes de lo que pierden por no invertir en Ciberseguridad? Según el Ministerio de Interior, durante el año 2017 se reportaron 81.307 delitos informáticos en España. Esto supone un aumento del 22% respecto al año 2016. Andalucía, Madrid y Valencia son las tres comunidades autónomas en el pódium de ciberataques.

En términos monetarios, desde Dolbuck Seguridad Informática consideramos en torno a 100.000 euros para las pymes el coste de una brecha de seguridad, y en torno a 1 millón de euros. Por ello, animamos a las empresas a realizar auditorías internas de sus equipos informáticos y de sus redes. En Dolbuck consideramos vital que las empresas dediquen mayor parte de su presupuesto a la Ciberseguridad, ya que las estructuras de Tecnologías de la Información son cada vez más complejas y los ataques informáticos son cada vez más sofisticados.

Fuente: Kaspersky Lab

Una auditoría de seguridad en sistemas de información realizada por especialistas, como Dolbuck Seguridad Informática, podría evitar un coste de una amenaza de seguridad de 100.000 euros a las pymes en Andalucía, comunidad autónoma más atacada en 2017. Y es que un ataque de ciberseguridad puede conllevar pérdidas de clientes, ingresos y oportunidades de negocio. Las auditorías de seguridad permiten evaluar sus activos de información, las amenazas y vulnerabilidades, evaluar la continuidad de negocio y formular tácticas y medidas correctivas y preventivas.