Publicidad Ai
Publicidad Ai

Huelva

La empresa del vertedero de Nerva insiste en que está desarrollando un plan de "cierre"

Asegura que si el Ayuntamiento insiste “arbitrariamente” en denegar la licencia de obras no podrá “clausurar los vasos en condiciones de seguridad ambiental”

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Imagen del vertedero de Nerva. -

La empresa Diseño de Soluciones Medioambientales (DSM), que opera el centro de gestión de residuos industriales de Nerva (Huelva), ha señalado este miércoles que está trabajado con la administración en "un plan de cierre y clausura progresivo de la instalación que garantice por encima de todo las mejores condiciones ambientales tras el final de la actividad autorizada" y ha lamentado que "cada vez que se acerca un proceso electoral" la compañía "vuelve a situarse en el centro de la campaña en la localidad onubense.

Según ha indicado en un comunicado, la compañía entiende esto "como habitual" y asume "la presión mediática derivada de la acción política con la seguridad de saber que su actividad cumple escrupulosamente con todas las normas legales de aplicación".

La empresa ha lamentado "tener que salir al paso continuamente para desmentir las declaraciones e informaciones que cuestionan la legalidad de las operaciones que se realizan en la instalación de Nerva" y que "dañan gravemente su imagen con el consiguiente perjuicio económico", toda vez que ha subrayado que el centro "ha superado todo tipo de controles desde el inicio de su actividad, siempre de forma intachable, refrendados con los con más de 700 informes ambientales y más de 50 auditorías realizadas hasta la fecha".

A este respecto, ha destacado que la actividad que se lleva a cabo en Nerva "está avalada por las autorizaciones concedidas por las distintas administraciones" y está "basada en un proyecto aprobado que se encuentra en su última fase de desarrollo", al tiempo que han apuntado que desde la compañía "se está trabajado con la administración en un plan de cierre y clausura progresivo de la instalación que garantice por encima de todo las mejores condiciones ambientales tras el final de la actividad autorizada".

Así, han especificado que este hecho "se ha puesto de manifiesto con el reciente sellado del vaso I, que es la primera fase del plan de cierre y que se corresponde con el 15% de la superficie que ocupan los depósitos".

Con respecto a la licencia de obras, desde DMS han señalado que "desde el Ayuntamiento de Nerva se insiste en la intención de denegar una licencia de obras que se ha solicitado para continuar con su proyecto de clausura" y que "implica hacer obras sobre el perímetro de cierre de los vasos".

En este sentido, la empresa ha informado de que "los trabajos corresponden con la Fase II y III de un proyecto ya iniciado y cuya primera fase ya cuenta con la licencia de obras concedida por el mismo Ayuntamiento de Nerva".

"Si, arbitrariamente, éste no concede las licencias solicitadas, la primera consecuencia será la imposibilidad de clausura de los vasos en condiciones de seguridad ambiental, además de causar un perjuicio patrimonial incalculable a la compañía, de lo que será responsable exclusivamente el Ayuntamiento de Nerva", ha aseverado la empresa.

DSM ha apuntado que, "el proceso de desinformación al que se ve sujeta la opinión pública, hace que ésta no sea consciente ni de lo que ha aportado la compañía a Nerva, más de 13 millones de euros, ni de los desastrosos efectos para el empleo y el tejido industrial de la Cuenca Minera, Huelva y Andalucía, que un cierre no ordenado de la instalación puede conllevar".

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN