Publicidad Ai
Publicidad Ai

Málaga

2.000 alumnos andaluces ya se han formado como Cascos Verdes para proteger la naturaleza

Hace tres meses CIFAL empezó a realizar talleres con estudiantes de la comunidad para que se sensibilicen sobre la importancia de conservar el medio ambiente.

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....
  • Como primera meta se han planteado la formación de 9.000 alumnos andaluces, en los primeros tres meses ya suman 2.000 jóvenes.
  • Una de las actividades ha sido la reforestación de Sierra Bermeja, en la que participaron voluntarios de centros educativos de Andalucía
  • Cascos Verdes seleccionarán y financiarán con 100.000 euros diez microproyectos que contribuyan a la conservación y restauración del medio natural.

Los Cascos Verdes andaluces cumplen hitos en apenas tres meses con 2.000 jóvenes de 41 centros educativos formados en los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Este proyecto empezó a gestarse hace ahora dos años en el seno de Cifal Málaga.

Está muy bien plantar árboles, pero hay que saber por qué es necesario y por qué hay que cuidarlos y mantenerlos

Su director, Julio Andrade, ha explicado que los Casos verdes están “inspirados” en los Cascos Azules de Naciones Unidas que velan por la paz. En este caso, desde Andalucía estas pequeñas fuerzas contribuyen a la conservación del medio ambiente.

“Nosotros visualizados un proyecto inspirador y que aglutinara en esa simbología de los cascos a jóvenes e instituciones que trabajaran por la naturaliza y por tener un planeta mejor”, ha indicado. Con este germen, se empezó a construir este proyecto que ha fijado sus primeros objetivos en formar a estudiantes de la comunidad, a través de talleres de reforestación, limpieza de playas o sensibilización: “Está muy bien plantar árboles, pero hay que saber por qué es necesario y por qué hay que cuidarlos y mantenerlos”. Como primera meta se han planteado la formación de 9.000 alumnos andaluces, en los primeros tres meses ya suman 2.000 jóvenes.

Una de las actividades ha sido la reforestación de Sierra Bermeja, donde cientos de voluntarios de centros educativos de Andalucía, con la ayuda de drones, esparcieron en abril ‘bombas’ de semillas en un área de 500 hectáreas devastada por los incendios.

Durante el verano Cruz Roja está desarrollando actividades en esta línea dentro de sus campamentos de verano. Estos talleres continuaran con la vuelta al cole en septiembre y octubre.

Además, la iniciativa Cascos Verdes incluye una plataforma de aprendizaje online desarrollada por CIFAL Málaga-UNITAR, enfocada en la puesta en marcha de este tipo de soluciones basadas en la naturaleza. La plataforma ofrece contenidos específicos para alumnos desde 5º de Primaria hasta 2º de Bachillerato, que les permitan aprender sobre la creación, implementación, ejecución y divulgación de proyectos de conservación y restauración del medio natural.

Durante la visita a uno de los talleres, Andrade ha recordado que Cascos Verdes seleccionarán y financiarán con 100.000 euros diez microproyectos que contribuyan a la conservación y restauración del medio natural. Esta convocatoria está dirigida a los centros escolares de Andalucía, que podrán presentar sus propuestas antes del próximo 30 de octubre en la web https://loscascosverdes.org/microproyectos/.

Para participar, es necesario que al menos una clase del centro educativo haya completado el curso obligatorio de la iniciativa Casos Verdes – ‘Conoce los ODS. Anímate a actuar’ - desarrollado por CIFAL y disponible en www.loscascosverdes.org.

El centro deberá desarrollar una idea original para un proyecto que contribuya a la conservación o a la restauración del medio natural, y que tenga como marco la comunidad autónoma andaluza. Las propuestas pueden inspirarse en otros proyectos que se hayan realizado en otros lugares, adaptándolos a las necesidades de la zona en la que se vaya a desarrollar. Además, los equipos deberán buscar una ONG que apoye el proyecto y esté dispuesta a colaborar. Todas las propuestas serán evaluadas por un jurado que tendrá en cuenta la creatividad, la viabilidad, el compromiso y el impacto medioambiental. Los diez microproyectos seleccionados serán financiados con hasta 10.000 euros cada uno.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN