Málaga

PACMA denuncia las malas condiciones a las que están sometidos los burros-taxi de Mijas

Han cambiado el emplazamiento y temen "un aumento del estrés debido al tráfico de vehículos, casetas, puestos, atracciones y personas" en la Feria de Mijas

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Piden soluciones. -

El Partido Animalista (PACMA) ha denunciado este lunes la situación en la que se encuentran los burros-taxi del municipio de Mijas tras su traslado de la parada habitual a una nueva ubicación en la que, asegura, "no se ha proporcionado sombra adecuada ni se observan recipientes con agua a disposición".

Los animales fueron trasladados días atrás desde su emplazamiento usual a uno nuevo, situado en una zona de la calzada que habitualmente se destina al estacionamiento de vehículos, próxima al lugar donde se celebran las fiestas del municipio, explica PACMA en un comunicado.

Este espacio está "demasiado cerca de la zona de celebración de la Feria", añade, "lo que podría exponer a los burros a un aumento del estrés debido al tráfico de vehículos, casetas, puestos, atracciones y personas durante el evento".

Fuentes del Ayuntamiento de Mijas han señalado a EFE que este traslado es "algo puntual" que se ha realizado con motivo de la Feria de Mijas, por lo que los animales volverán al sitio anterior cuando esta termine. Desmienten asimismo que carezcan de sombra y agua.

PACMA denuncia también la forma en que están amarrados los burros en la nueva ubicación, donde "continúan atados directamente a una estructura metálica mediante la cabeza, lo que limita su libertad de movimiento", para evitar las agresiones entre los propios animales, según los arrieros.

Apuntan desde el partido animalista que "esta práctica es contraria a las normativas de bienestar y protección animal", una infracción que, relatan, ya han denunciado en el pasado, por lo que pretenden interponer una nueva denuncia contra el consistorio mijeño por permitirlo.

PACMA asegura que su objetivo último es "la eliminación de este servicio mediante el rescate de las licencias", algo que, recalca, ya ha sido requerido al Ayuntamiento "en multitud de ocasiones". Mientras que esto no se consigue, la entidad reclama que "se apruebe una ordenanza reguladora que proteja a los animales del maltrato".

Desde el consistorio recuerdan que la campaña de PACMA contra los burros-taxi de Mijas es algo "recurrente" y que en los últimos años se han adoptado medidas destinadas a preservar el bienestar de los animales, como tres controles veterinarios cada año, y que colaboran con la asociación Donkey Movement.

Además, subraya el Ayuntamiento, la parada habitual dispone de bebederos con agua fresca, acceso a agua corriente, sombra o barras donde amarrar a los animales con más altura, y en la nueva ordenanza municipal se ha limitado, por ejemplo, a 80 kilos el peso de quienes pueden subirse en los burritos.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN