Publicidad Ai
Publicidad Ai

Málaga

Piden al juzgado nulidad del proyecto de descontaminación de antiguos terrenos de Repsol

La plataforma ciudadana Bosque Urbano Málaga ha presentado un escrito de demanda en el juzgado número 7 de lo Contencioso-Administrativo de Málaga

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El 'bosque urbano' esta primavera. -
  • Buscan que se anule la descontaminación para la Zona Norte que ha recibido el visto bueno de la Junta de Andalucía
  • Señalan “la ausencia” de informes que hagan evaluación del impacto sobre la salud que lo trabajos de descontaminación pueden acarrear

La consecución de un bosque urbano que ocupe todos los antiguos terrenos de Repsol en el Distrito de la Carretera de Cádiz de Málaga capital, sin edificios para viviendas o usos comercial y hotelero, sigue su camino judicial por las denuncias de la plataforma ciudadana Bosque Urbano Málaga (BUM) que ha anunciado a Viva Málaga la presentación de un escrito de demanda en el juzgado número 7 de lo Contencioso-Administrativo de la capital.

El objetivo de esta acción legal, según señalaron las mismas fuentes, está en solicitar la nulidad del proyecto de descontaminación para la Zona Norte de los antiguos terrenos de Repsol que ya ha recibido el visto bueno de la Junta de Andalucía.

Para ello, desde esta agrupación de colectivos ciudadanos, señalan varios argumentos que cimentan su oposición al proyecto de descontaminación que el Ayuntamiento de Málaga ha presentado para la citada parte de los antiguos terrenos de Repsol, de modo que, alertan del incumplimiento del trámite de audiencia, ya que consideran que, para entenderlo cumplido, no sólo formal, sino materialmente, “es necesario que la Administración resuelva y no se limite a dar cuenta de las alegaciones presentadas”, afirman desde la plataforma malagueña, un aspecto sobre el que añaden que la administración debe tomar las alegaciones en consideración, “bien para aceptarlas, bien para rechazarlas”, y dejar debida constancia de ello en la parte dispositiva de la resolución que se adopte.

Desde BUM consideran que “no se ha argumentado el rechazo a sus alegaciones presentadas y que la Administración andaluza se ha limitado a indicar que estas se han presentado”.

Otros de los motivos expuestos por Bosque Urbano Málaga en su escrito de demanda es “la ausencia” de informes que hagan una evaluación del impacto sobre la salud que estos trabajos de descontaminación pueden acarrear. En su opinión, al haberse constatado “riesgos inadmisibles para la salud” en documentos técnicos previos, se deberían haber solicitado los correspondientes informes a la Consejería de Salud.

Hay un tercer punto en el que se señala “la falta de análisis y de estudios de la contaminación del freático”. A juicio de BUM, no se ha aportado ningún informe de la Administración hidráulica competente sobre su contaminación, a pesar de que estos informes fueron solicitados por la plataforma ciudadana en sus diferentes alegaciones. 

Asimismo, del colectivo considera que “no se pueden simultanear los trabajos de descontaminación con los de urbanización de la parcela, tal como permite la autorización al proyecto de descontaminación que aprobó la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía”.

La plataforma malagueña considera que se deben realizar primero los trabajos de descontaminación y, “una vez verificado el éxito de estos”, realizar en su caso la urbanización de los terrenos.

Igualmente, consideran “inadmisible” que “solo se hayan presentado trabajos de descontaminación para una parte de la parcela, la Zona Norte, dejando fuera de estos trabajos las partes central y sur.

Desde BUM defienden que “en toda la parcela hay presencia de hidrocarburos, tanto en el freático como en el suelo, dado que toda ella fue ocupada en su día por los depósitos de hidrocarburos de la empresa Repsol”, aspecto que “ha sido demostrado por diferentes estudios técnicos”.

De hecho, desde el colectivo han anunciado que presentarán en breve un informe pericial elaborado por un experto indicando las deficiencias técnicas que han detectado en el proyecto de descontaminación.

BUM ha querido también “agradecer y reconocer la aportación económica que está haciendo la ciudadanía malagueña para soportar los costes que acarrean los procesos judiciales en los que está inmersa”, ya que, “sin esta aportación social, sería imposible defender la salud y los derechos de los malagueños en los juzgados”.

Además, desde la plataforma cívica han lamentado que “la corporación municipal no duda en poner todos los recursos públicos para defender intereses privados en lugar de escuchar a su vecindad”. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN