Publicidad Ai
Publicidad Ai

Mundo

Corea del Norte, 6 intentos de lanzamientos satelitales a lo largo de 25 años

Pionyang realizó cinco intentos previos para poner en órbita satélites de observación terrestre dentro del programa Kwangmyongsong

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Telediario surcoreano. -

El de hoy ha sido el sexto intento de lanzamiento de un satélite realizado por el régimen norcoreano, aunque en este caso se trataría del primer aparato específicamente destinado al reconocimiento militar.

Pionyang realizó cinco intentos previos para poner en órbita satélites de observación terrestre dentro del programa Kwangmyongsong ("Estrella brillante"), aunque solo dos lograron con éxito su despliegue espacial, sin que ninguna autoridad haya confirmado que los aparatos realmente están operativos.

Estos son los anteriores lanzamientos satelitales realizados por el Corea del Norte, que, pese a las acusaciones de que se trataría de ensayos encubiertos de tecnología de misiles balísticos, siempre ha defendido su derecho a desarrollar su industria aeroespacial.

31 de agosto de 1998

Corea del Norte anuncia que ha puesto su primer satélite en órbita, el Kwangmyongsong-1, mediante el cohete Paektusan-1 (también llamado Taepodong-1), lanzado en trayectoria oeste-este desde la estación de lanzamientos espaciales de Tonghae, frente a las costas del mar de Japón (llamado mar del Este en las dos Coreas).

El proyectil sobrevuela a unos 200 kilómetros de altura el norte de Japón pero, pese a las afirmaciones norcoreanas, no logra desplegar con éxito el satélite, aparentemente por un problema en la tercera fase del cohete.

La comunidad internacional, con Washington al frente, considera que el lanzamiento ha sido un simulacro para probar misiles balísticos.

5 de abril de 2009

Pionyang lanza el satélite Kwangmyŏngsŏng-2 desde Tonghae en una versión mayor del anterior vehículo portador. El proyectil vuelve a sobrevolar el norte de Japón y recorre casi 4.000 kilómetros antes de caer al mar, más del doble de distancia que el Paektusan-1 en 1998.

Pese a las afirmaciones de éxito de Corea del Norte, diversos países indican que el dispositivo nunca alcanzó la órbita baja terrestre y que muy posiblemente la tercera fase del cohete ni siquiera se desacopló correctamente.

El lanzamiento vuelve a deparar una condena de la comunidad internacional, que lo considera un test balístico, algo que ya castiga una primera resolución del Consejo de Seguridad de la ONU aprobada en 2006 tras el primer test nuclear de Pionyang.

Seis semanas después de este lanzamiento Corea del Norte realiza su segunda prueba atómica y la ONU aprueba un segundo paquete de sanciones.

13 de abril de 2012

En marzo de 2012 Corea del Norte anuncia que lanzará el Kwangmyongsong-3, lo que lleva a Washington a desechar un acuerdo alcanzado poco antes con Pionyang para ofrecerle ayuda alimentaria.

El régimen, con Kim Jong-un recién llegado al poder, defiende que se trata de un lanzamiento no militar, pero EE.UU. y el resto de la comunidad internacional consideran nuevamente que el lanzamiento es un test de misiles encubierto.

El Kwangmyongsong-3 despega el 13 de abril desde una nueva instalación en Sohae, en el noreste del país, a bordo de un nuevo cohete diseñado a partir de los Paektusan, el Unha-3.

Pero el Unha-3, lanzado esta vez en trayectoria norte-sur, estalla poco después de despegar.

12 diciembre de 2012

El régimen anuncia el 1 de diciembre de 2012 que intentará poner una segunda versión del Kwangmyongsong-3 en órbita.

Once días después el dispositivo es lanzado desde Sohae a bordo de un Unha-3 y las autoridades estadounidenses confirman que el cohete logra desplegar un dispositivo en el espacio.

Sin embargo, autoridades aeroespaciales de diversos países apuntan que el satélite no muestra condiciones operativas.

7 de febrero de 2016

Tras notificar a la Organización Marítima Internacional (OMI) su intención de poner otro satélite de observación terrestre en órbita, el Kwangmyongsong-4, el régimen lanza el dispositivo desde Sohae a bordo de un Unha-3, que lo despliega correctamente en órbita.

Los expertos consideran que el Kwangmyongsong-4 exhibe condiciones parcialmente operativas, aunque ninguna comunicación ha sido nunca detectada.

Apenas un mes antes, el 6 de enero de 2016, Pionyang había realizado su cuarta prueba nuclear, una acción que unida al lanzamiento del Kwangmyongsong-4 le supone el quinto paquete de sanciones de la ONU.

31 de mayo de 2023

Pionyang lleva a cabo el lanzamiento de un cohete espacial supuestamente con un satélite de reconocimiento a bordo y que se estrella en el mar Amarillo por un fallo técnico, según los medios estatales, que también señalan que se realizará un nuevo intento lo antes posible.

Los Gobiernos surcoreano y japonés lo tachan como una nueva vulneración de las resoluciones de la ONU. Pionyang había notificado previamente a Japón y a la OMI su intención de lanzar desde Sohae un nuevo satélite. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN