EFE – Las acciones de la multinacional japonesa de tecnología y entretenimiento Sony llegaron a desplomarse hoy hasta cerca de un 7 % durante la primera mitad de la sesión de la Bolsa de Tokio tras la caída de beneficios en su primer trimestre fiscal.

Sony llegó al cierre de la media sesión de este jueves en el mercado bursátil de Tokio con una caída del 4,31 %, tras haber llegado a perder hasta un 6,7 % después de que los inversores asimilaran su informe financiero de abril a junio, publicado en la víspera cuando las negociaciones ya habían concluido.

Los inversores respondieron así al recorte del 16,7 % del beneficio neto de Sony en dichos meses, primer trimestre de su año fiscal, una reducción que la empresa atribuyó a una peor rentabilidad de sus ramas financiera y cinematográfica.

Algunos analistas han señalado que los inversores estarían inquietos también por el rendimiento del área de videojuegos de la multinacional, la de mayor peso en sus cuentas, dadas unas ventas menores de lo esperado de su consola PlayStation 5 (PS5) y los previstos retrasos de lanzamientos de juegos para la plataforma.

Sony ha dicho que lograr sus objetivos en torno a la consola, que está teniendo un ritmo de inserción en el mercado más lento de lo esperado, es una de sus «mayores prioridades».

Entre abril y junio se vendieron 3,3 millones de PS5 y Sony se ha propuesto alcanzar los 25 millones para todo el ejercicio.

La preocupación se extiende también a los débiles datos en torno a su sector de sensores y Sony Pictures, que no termina de recuperarse del parón de producciones durante la pandemia, a lo que se ha sumado la actual huelga de actores y guionistas en Hollywood.

El principal índice de la Bolsa de Tokio, el Nikkei, llegó al descanso por el contrario con una subida del 0,42 %, apoyado por el sector turístico ante una prevista relajación para facilitar las visitas de grupos de nacionales chinos, los que mayor peso tienen en la industria turística del archipiélago.