image_pdfimage_print

Debutaron en la industria del videojuego en 1993, y han protagonizado 25 títulos distintos, sin contar los spin-offs, colocando en el mercado más de 70 millones de copias de sus juegos. Hablamos de Worms, la franquicia más exitosa de la historia de los británicos Team17, que regresa a PlayStation 4, de la mano de Badland Publishing y Sold Out, en un combo en formato físico que reúne dos de sus últimas entregas hasta la fecha: Worms Battlegrounds y Worms W.M.D.

El Worms original aportó un interesante giro de tuerca a la mecánica del clásico Artillery, al permitir a los jugadores mover sus lombrices por el campo de batalla antes de lanzar su ataque sobre el rival. Los piques y el delirante arsenal hicieron el resto, convirtiéndolo en un fenómeno cultural que fue engordando, entrega tras entrega, con nuevas armas y modos de juego.

En Worms Battlegrounds los jugadores pueden utilizar hasta 65 armas distintas, tras elegir entre cuatro clases de lombrices, cada una dotada de diferentes habilidades para el combate. Ofrece más de 35 desafíos para un único jugador, pero también permite formar clanes de gusanos con jugadores de todo el mundo para afrontar juntos sus delirantes combates online.

Por su parte, Worms W.M.D. ofrece un cambio radical a nivel estético, regresando a los orígenes 2D de la saga en preciosos entornos dibujados a mano. Los mitómanos de la franquicia se alegrarán al reencontrarse con armas icónicas como l a Santa Granada, y disfrutarán creando su propio arsenal utilizando las piezas repartidas por los escenarios. Añádele a esto la posibilidad de pilotar vehículos, como tanques y helicópteros, y encontrarás la experiencia Worms definitiva.