image_pdfimage_print

Guadalupe Moreno | Los usuarios del navegador de Microsoft Edge, el navegador de Microsoft, seguramente alguna vez se las han tenido que ver con Bing, un buscador web propiedad de la misma compañía de uso minoritario, al menos en Europa. Este, que se activa de forma automática al usar la barra de búsqueda del programa, usa un método de filtración de contenido propio y, tal vez por ello, no suele ser recibido con mucho afecto por los internautas.

Prueba de ello es que muchos internautas que visitan el explorador, lo primero que hacen es tratar de salir de él. Según datos de la herramienta de SEO Ahrefs, la entrada más numerosa en Bing hasta julio de 2019 ha sido, de hecho, Google, en referencia al buscador, con 44,4 millones de veces registrada.