image_pdfimage_print

La Premier League empieza a tener un claro sabor a ‘red’. Y es que solo una catástrofe en Anfield evitaría que el Liverpool ganase la Liga, un título que no levanta desde 1980. Los principales portales como Betway apuestas de fútbol en línea no tienen ninguna duda sobre el favoritismo de los Diablos Rojos para llevarse el campeonato.

Superadas 16 jornadas de la competición, los números del equipo de Jürgen Klopp son espectaculares con quince victorias y un empate. No se recuerda un inicio tan brillante en Inglaterra en el fútbol moderno. Son unas cifras bestiales que lo sitúan como líder indiscutible de la Premier y sin, aparentemente, un rival que le pueda disputar el título. Y es que el Manchester City, campeón y su verdugo en las últimas dos ediciones, está viviendo una mala campaña hasta el punto que se ha alejado a 14 puntos del Liverpool. ¿Fallo de los ‘citizen’ o acierto de los ‘reds’? Posiblemente los dos factores, aunque con mayor peso la gran temporada del equipo que sobre el césped lidera Mohamed Salah.
A la casi perfecta trayectoria de los ‘devils’ se suma la irregularidad de sus rivales, no solo vista en el City. Basta con decir que su otro perseguidor más cercano es el Leicester, sorprendente campeón en 2016, pero con el que nadie cuenta para pelear por la Liga. Ni Chelsea ni Manchester United están realizando un buen campeonato y se encuentran a años luz de la primera posición. En Betway los ven únicamente como aspirantes a zona Champions, pero no al título. Con el tablero de la Premier en estas condiciones, no hay duda que si el equipo de Klopp no acaba levantando el trofeo será más por error suyo que por acierto de sus rivales.
El gran curso del Liverpool no es casualidad, ya que sigue una tendencia que se apreciaba durante los cursos recientes y que se ha reforzado en el inicio de la campaña actual. En 2018 y 2019, los de Jürgen Klopp estuvieron en todo momento a la estela del City, que estuvo más acertado en los momentos clave y acabó levantando sendos títulos. Pero todo ha cambiado ahora. Los jugadores del Etihad podrían haber perdido ilusión por la Liga para centrar sus esfuerzos en el gran sueño del club de Manchester, conquistar su primera Champions. En Anfield ocurre todo lo contrario. La victoria ante el Tottenham en Madrid, que le llevó a levantar su sexta Copa de Europa, quitó de raíz cualquier presión para los jugadores y su entrenador, que veían como su buen juego era recompensado con el título más importante del año. Tras jugar dos finales de Champions consecutivas, y teniendo en cuenta el triunfo reciente, el objetivo del Liverpool para este curso se ha focalizado en ganar la Premier. No hay que olvidar que la última Liga de los ‘reds’ data de hacer 39 años.

Las posibilidades del Liverpool para la actual campaña no se limitan a la Premier. En Europa el equipo está en octavos, aunque no con tanta firmeza como a nivel doméstico, y se postula como uno de los favoritos según Betway.