image_pdfimage_print

Hoy en día, con el comercio de venta online en auge, la expansión de la web 2.0 y todas las posibilidades que ofrece el Big Data, las páginas web se convierten en un medio en el que invertir esfuerzo y tiempo para poder perfeccionar todas sus características. Para ello, es crucial tener un hosting de calidad y rápido, y es que a la hora de generar tráfico en los motores de búsqueda, la velocidad de carga es uno de los puntos que más se valora.

Más allá del contenido necesario para su creación y mantenimiento, para conseguir que una web funcione y atraiga tráfico de calidad será necesario que cumpla una serie de requisitos. Las velocidades de carga y respuesta, la estructura de las keywords escogidas o el enfoque del SEO serán cuestiones a las que hacer frente durante para la creación de sitios web.

Un servicio de hosting web adecuado para una velocidad óptima

El primer paso para la creación de sitios web es escoger un servidor rápido que pueda hacer frente a los objetivos de tráfico de tu página. Si bien el código influye en la velocidad de carga de tu página, situarse en un hosting web adecuado será igual de crucial para poder materializar esa velocidad.

Un sitio web exitoso depende de la velocidad de carga de su página de inicio por dos motivos fundamentales: la experiencia de usuario (UX) y el SEO (Search Engine Optimization).

En el caso de la UX, está demostrado que un usuario tiene más probabilidades de abandonar la página cuando la carga tarda más de 2 segundos en materializarse (lo que incrementará también el bouncing rate del sitio).

Por otro lado, los motores de búsqueda tienen en cuenta dicha velocidad a la hora de listar los sitios web en el ranking. Es decir, para que el SEO de la página sea bueno es necesario que el tiempo de carga sea bueno, ya que una carencia o tiempo prolongado tendrá efectos negativos en la posición que ocupa la página en un buscador como Google.

Por todos estos motivos, un servicio de hosting web rápido y optimizado es fundamental para comenzar con buen pie la aventura de un sitio web.

La velocidad de respuesta para conseguir un sitio web exitoso

Más allá del tiempo de carga, la velocidad de respuesta a la hora de abrir menús, links e hipervínculos dentro de la propia página también puede ayudar o penalizar a la UX y al SEO. De nuevo, el usuario desea que su experiencia sea veloz y se desarrolle sin pausas ni problemas.

Además, cuando se trata de páginas de comercio o venta online, este tiempo puede verse reducido, ya que las interrupciones pueden hacer que el usuario abandone el “carrito de compra online” directamente, puesto que la tardanza no le confiere seguridad.

El contenido, los menús y las keywords

Una vez que la web está estructura a nivel de servidor, código y programación, entrará en juego la creación de contenido y el árbol de navegación de la UX.

Se ha escrito mucho sobre cuántos niveles de navegación debería tener una página, sobre cuál es la longitud idónea para cada opción y sobre cómo de específica debe ser dicho título, por lo que es difícil encontrar un consenso sobre cuál es la mejor alternativa. No obstante, existen varias cuestiones a valorar a la hora de tomar estas decisiones.

En primer lugar, realiza una nube de tags y keywords para tener claro hacia dónde va tu estrategia de comunicación y saber así cómo denominar, de una mejor manera, a cada menú. Hay que tener en cuenta que todas las páginas contarán con una serie de básicos que no puedes evitar (la página de “Contacto” o “Sobre Nosotros”), sin embargo, puedes dedicarle tiempo a buscar alternativas que no repitan estos términos tan utilizados para generar una UX más diferenciada y única.

Optimizar el SEO para posicionarse en la primera página de los motores de búsqueda

Actualmente, el SEO aparece en todas las reuniones de los departamentos de Marketing y es un tema al que se le dedican muchas horas semana tras semana. A la hora de construir la página, es necesario contar con una estrategia de SEO definida (donde entra la nube de keywords que ya se ha creado con anterioridad) con un objetivo claro.

La meta a medio y largo plazo será figurar en la primera página de los motores de búsqueda, véase Google. Dicho posicionamiento requerirá de una creación constante de contenido que siga unas directrices definidas para poder alimentar de forma positiva tu espacio.

Una manera sencilla de comenzar a trabajar en el SEO y las keywords de posicionamiento es poner en marcha un blogy llenarlo de contenido de forma periódica. Dicho blog puede convertirse en una estructura interna dentro de tu página, donde los enlaces internos (dentro de la propia web) y externos (ajenos) creen un árbol que alimente tu sitio web, ya que los motores de búsqueda valoran la cantidad de enlaces que existan hacia un contenido.