image_pdfimage_print

Las grandes empresas interactivas van adecuando sus políticas de privacidad y adaptándolas a las nuevas actividades que se consideran nocivas para el gran público, por parte de estos gigantes societarios. El último en subirse a este carro ha sido YouTube focalizando en la eliminación de vídeos de póker alojados en sus servidores, uno de sus ejes de actuación en estas últimas fechas.

Los juegos y apuestas online están en continuo crecimiento, y gran parte de ese pastel está copado por el mundo del póker a través de Internet. Muchos youtubers aprovechan esta tesitura para conseguir fama, y trasmitir a través de sus canales vídeos de partidas reales, consejos de cómo afrontar una mesa de este juego de cartas, o incluso sus progresos dentro de las diferentes plataformas en tiempo real.

Pero todos estos tipos de canales parecen tener las horas contadas. La liebre comenzó a saltar cuando uno de los máximos referentes de YouTube en torno a este mundo del póker, Jaime Staples, vio cómo la plataforma eliminaba más de un diez por ciento de las creaciones audiovisuales, que contenía su espacio en este gigante interactivo. Previsiblemente esto será solo el principio, ya que según expone YouTube en una carta a los afectados: “se elimina este contenido puesto que se están violando las normas de la comunidad en cuanto a la promoción de los juegos de azar”.

Todo ello sienta las bases de un precedente poco alentador. Según esta postura, es lógico pensar que Staples es solo uno de los muchos afectados por este cambio en las políticas de privacidad de YouTube, haciendo que viendo esta tesitura las nuevas creaciones audiovisuales sobre póker caigan drásticamente, ya que cualquier usuario puede pensar que está malgastando su tiempo en algo que posteriormente será eliminado y no podrá disfrutarse por sus seguidores de YouTube.

El caso de los youtubers españolesque se centran en compartir vídeos de este tipo, de momento, no han sufrido esta nueva actualización en las políticas de privacidad del gigante americano. Es probable que todos sus vídeos corran la misma suerte, y por ello referentes como Elías Gutiérrez, Zero Poker, han decidido disminuir su producción de contenidos audiovisuales de esta temática. Tal es la preocupación de Gutiérrez ante este nuevo marco, que ha paralizado la contratación de varias personas ayudantes para la creación de contenido y que su canal ganase riqueza en cuanto a calidad.

El póker puede ser una de las primeras actividades del juego afectadas por el cambio de concepción de estas actividades por parte de YouTube. Todos los creadores que se basan en esta plataforma para divulgar sus innovaciones deben estar atentos y prevenidos hacia el cariz que coja una de las empresas líder a nivel mundial. Todo está en el aire, pero los ejemplos que se están produciendo no invitan al optimismo de la libertad de expresión, sino más bien van en sentido opuesto a este derecho fundamental que deben tener todos los ciudadanos, siempre que se cumplan unas normas básicas de convivencia.