image_pdfimage_print

SplashData realiza como cada año un informe con las contraseñas más inseguras, tras evaluar millones de credenciales procedentes de filtraciones de datos.

¿Por qué estas contraseñas son peligrosas o inseguras?

En el informe de SplashData, se exponen las peores 50 contraseñas del año 2019, expuestas a continuación:

Estas contraseñas son demasiado simples y se encuentran en numerosos diccionarios de contraseñas, utilizados para realizar ataques de fuerza bruta. Estos ataques de fuerza bruta son ejecutables por ‘hackersaficionados, a partir de herramientas ya existentes en Internet.

Estos hackers ponen a funcionar estas herramientas con una serie de cuentas de correo o redes sociales y, en cuestión de minutos u horas, pueden conseguir dichas credenciales.

¿Cómo crear una contraseña segura?

Desde Dolbuck Ciberseguridad, desaconsejamos su uso y recomendamos una serie de directrices a la hora de utilizar credenciales seguras, en nuestro artículo «¿Cómo crear una contraseña segura?«:

  1. La contraseña debe tener más de ocho caracteres.
  2. Crear la contraseña a partir de una frase o varias palabras fáciles de recordar.
  3. Añadir a nuestra contraseña caracteres especiales, números, mayúsculas y minúsculas.
  4. Utilizar contraseñas diferentes para cada servicio online que utilicemos.
  5. Si no podemos recordar o mantener un control de estas credenciales, podemos utilizar un gestor de contraseñas. Nosotros, por sus funcionalidades y ventajas, recomendamos KeePass.
  6. Cambiar periódicamente las credenciales. Recomendamos, aproximadamente, cambiar las contraseñas cada 90 días.
  7. Activar la autenticación en dos pasos (2FA) en servicios críticos, como accesos a cuentas bancarias, redes sociales o servicios profesionales (Gmail corporativo, CRM, etcétera).
  8. Evitar patrones de teclado (qwerty, qwertyuiop, etcétera).

En resumen, desde Dolbuck Ciberseguridad, recomendamos construir credenciales complejas ya que, las sencillas son las más utilizadas, y los hackers lo saben.