image_pdfimage_print

Para quienes todavía no lo sepan, Fortnite es el videojuego que arrasa actualmente en el mundo, con alrededor de 250 millones de jugadores registrados en marzo de este año. Además, fue el juego digital gratuito que más facturó en 2018 gracias a su oferta de recursos (optativos) de pago, como por ejemplo las mejoras visuales de los personajes.

Según estimaciones de SuperData Research vía Statista, este ‘hit’, traído de la mano de Epic Games, realiza unas ventas mensuales de 300 millones de dólares estadounidenses aproximadamente. Con estas cifras se puede explicar, al menos en parte, cómo el ganador de la Copa Mundial de Fortnite, que tiene lugar del 26 al 28 de julio en Nueva York, se embolsará tres millones de dólares estadounidenses (más de 2,7 millones de euros). Este premio monetario es superior a la de muchas otras competiciones de deportes reales en la categoría individual, como el del Roland Garros, cuya recompensa asciende a 2,6 millones dólares (2,3 millones de euros).