image_pdfimage_print

EFE | El diseñador de videojuegos Warren Spector ha considerado que se ha producido “un boom de creatividad y energía” en la industria del videojuego y que si se tiene una idea, “hay formas” de construir un juego, llegar a un público y “ganar dinero”.

Spector, creador de videojuegos como Deus Ex, ha participado en la segunda jornada del Fun & Serious Game Festival que, debido a la pandemia, celebra su décima edición con una programación en línea que se puede seguir de manera gratuita a través de la web del evento.

En su intervención, se ha referido a los cambios provocados por el coronavirus que han obligado a trabajar en remoto, pero ha destacado que el sector estaba “bastante” preparado para esos cambios y que “a mucha gente le ha gustado la libertad de trabajar a su ritmo”.

Para Spector, la industria del videojuego ha vivido en los últimos años “un boom de creatividad y energía en todos los juegos por diferentes que sean” y ha asegurado que, en la actualidad, si se tiene una idea “hay formas de construir un juego, de llegar a un público y de ganar dinero”.

Ha destacado que hay tantas ideas y desarrolladores “brillantes” que “parece que todo fuera posible”, y ha asegurado que quien logre hacer “algo que ningún otro juego haya logrado antes” y cambiar “la manera de pensar” de los jugadores logrará el éxito en el sector.

Responsable de haber fusionado juegos de rol y disparos, Spector ha destacado que en la actualidad existen herramientas de simulación que permiten sumergir al jugador en un mundo “y hacerle creer que está ahí” para permitirles ver “lo creativos que pueden llegar a ser”.

Ha explicado que cuando aborda la creación de un nuevo videojuego comienza con “el tipo de fantasía” que quiere producir, lo que le lleva “de manera natural” a lo que puede hacer el jugador y a las reglas del juego y que, a partir de ahí, piensa en cómo va a ser ese mundo.

En esta segunda jornada también ha intervenido el director creativo de Saber Interactive, Tim Willits, con una charla dirigida a los jóvenes desarrolladores que siguen el evento, en la que ha explicado cómo realizar una presentación de un videojuego para lograr financiación para su desarrollo.

Willits, vinculado a las franquicias Doom y Quake, ha considerado necesario que en esa presentación los jóvenes desarrolladores muestren “pasión”, y que tienen “confianza” en el juego que están presentando, que debe resumirse en una imagen y una o dos frases, como máximo.

Ha señalado que el equipo, los aspectos económicos del proyecto y la idea del juego son las tres decisiones clave que las editoras de videojuegos han de tomar, por lo que los tres deben tratarse en la presentación, que no debería durar más de 30 minutos, según ha asegurado.

La décima edición del Fun & Serious Game Festival concluye este sábado, en una jornada que se cerrará con la entrega de los Premios Titanium, que distinguen a los mejores títulos del año, en un acto que tendrá lugar en el BEC de Barakaldo a partir de las 17:30 horas, sin público y que se podrá ver en directo en la web del festival.

Los títulos favoritos, con cuatro nominaciones cada uno, son The Last of Us Part II ( Mejor Diseño Narrativo, Mejor Arte, Mejor Banda Sonora y Game of the Year) y Ori and the Will of Wisps (Mejor Game Design, Mejor Arte, Mejor Banda Sonora y Game of the Year).