image_pdfimage_print

La nueva normativa, conocida como “control de presencia”, entrará en vigor el próximo 12 de mayo de 2019. Todo trabajador está obligado a registrar las horas de entradas y salidas de sus puestos de trabajo

El gobierno ha aprobado la normativa por la cual todo trabajador debe “fichar” a la hora de entrar y salir de su puesto de trabajo. Esta modificación del Estatuto de Trabajadores ha suscitado numerosas dudas en su aplicación práctica para las empresas, sobre todo para las pymes.

¿En qué consiste el control horario?

Consiste, como se especifica en el artículo 34 del Estatuto de Trabajadores, en fichar a la entrada y salida del trabajo. Así, el control horario o control de presencia tendrá que registrar las horas que ha trabajado cada empleado de una empresa.

Los principales afectados son las empresas, o empresarios con trabajadores a su cargo, independientemente del sector o número de trabajadores.

¿Cuál es el objetivo?

El principal objetivo de esta nueva normativa es terminar con el absentismo laboral y determinar el número de horas extra trabajadas. Así, la carencia de control actual dificulta el trabajo de la Inspección y las reclamaciones de los trabajadores afectados. Otro de los objetivos, es probar que entre el final de una jornada y el inicio de una nueva haya un descanso no inferior a 12 horas.

¿Qué costes puede conllevar?

Encontramos 2 tipos de coste: el coste de adaptarse a la normativa y el coste en caso de sanción por incumplimiento.

Esta nueva normativa supone una inversión para adaptarse, que se materializaría en dispositivos de control horario o presencial a través de huella dactilar o tarjeta, y en un software y mantenimiento para el registro horario.

Dolbuck Ciberseguridad ofrece el servicio de implantación de dispositivos de control horario a través de huella dactilar o tarjetas, con dispositivos como este:

Dispositivos instalados por Dolbuck Seguridad Informática para cumplir la nueva normativa de control presencial

Dolbuck Seguridad Informática es una empresa con más de 12 años de experiencia en ciberseguridad, administración de sistemas y redes y ofrece este nuevo servicio fruto de la nueva normativa que entrará en vigor el 12 de mayo de 2019. La Inspección de Trabajo podrá investigar y sancionar desde la entrada en vigor de la nueva normativa.

Las sanciones por incumplimiento del control horario oscilan entre 626€ y 6.250€, a partir de ese día, independientemente del sector, tamaño o que cuenten con trabajadores presentes en oficinas, centros, de viaje o teletrabajando. De media, la implantación de estos sistemas de control presencial con Dolbuck supondría un coste desde 450€, siendo la media del mercado más de 1.250€.