Sevilla

Quique quiere "hurgar" en la "situación de necesidad" del Celta

El entrenador del Sevilla, Quique Sánchez Flores, asegura que en el Celta "parten de cero" en el primer partido del nuevo técnico, Claudio Giráldez

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • QUIQUE SÁNCHEZ FLORES. -

El entrenador del Sevilla, Quique Sánchez Flores, afirmó este jueves que deben "hurgar" en la "situación de necesidad" del Celta, rival al que reciben el próximo domingo en el Sánchez-Pizjuán en la vigésima novena jornada de LaLiga, a la que el equipo vigués llega con nuevo entrenador, Claudio Giráldez, tras la destitución Rafa Benítez.

"En el Celta van a cambiar cosas. Todos los jugadores parten de cero. Genera un grado de optimismo que siempre ocurre en ese primer partido. Por otro lado está el bagaje de toda la temporada del Celta, que les genera estrés", dijo el técnico madrileño en su comparecencia de prensa tras el entrenamiento que dirigió en la ciudad deportiva del club.

"Nosotros intentamos ver qué nos puede ir mejor, hacia dónde podemos ir. Estamos en un momento en el que el equipo suma puntos, en un tramo importante donde hemos jugado ante rivales difíciles y hemos competido bien. Vamos recuperando jugadores que llegan a un determinado nivel físico. Tenemos la consolidación de un modelo, pero por otro lado debemos confirmar otros aspectos", comentó sobre el estado de forma en el que llega su equipo al partido.

El entrenador sevillista dijo que deben "garantizar el orden por encima de todo, para que a través de ese orden aparezca la calidad de los jugadores", en alusión a algo que no se vio en el empate a dos del pasado lunes en el campo del Almería.

También valoró la vuelta al equipo tras un largo periodo de baja por lesión del belga Dodi Lukebakio, del que destacó que le "encanta, es fino, con gran físico, rápido y golpeo. Es muy interesante y fue un fichaje fantástico".

Preguntado por su futuro en el Sevilla, subrayó que no lo ha "pensando en ningún momento" y que no puede "levantar la cabeza para ver más allá del presente ni levantar el pie del acelerador para que el equipo no acelere".

"No miro más allá del próximo partido. No quiero pensar más allá de esta temporada. Sé que el murmullo y la especulación no ayuda. Quiero ser el entrenador del Sevilla en los próximos diez partidos. Eso es todo lo que tengo", aseguró.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN